Comercio y Negocios

Centros comerciales de Pekín viven furor por el oro en Año Nuevo

China es el segundo mayor consumidor de oro del mundo

La joyería y productos de oro se convirtieron en los artículos favoritos de los pekineses para el Año Nuevo, como lo evidencian las enormes ventas en las joyerías de la ciudad durante los recientes días festivos.

Miles de consumidores acudieron a las principales joyerías y tiendas de oro de Pekín, dispuestos a gastar en metales y piedras preciosas, que planeaban obsequiar o para conservar su riqueza en tiempos de inflación.

De acuerdo con los datos publicados por la Tienda de Departamentos Caishikou, vendió oro y joyas por un valor de 430 millones de yuanes (68.3 millones de dólares) en un periodo de tres días, un incremento de 53 por ciento frente al nivel del año previo.

Una fiebre del oro similar se observó en otros centros comerciales grandes de joyerías y productos de oro, incluidos Guohua y Gongmei, cuyas ventas combinadas con Caishikou en tres días reportaron un incremento anual de 54.4 por ciento.

China ha mostrado un creciente apetito por el oro en los años recientes gracias al incremento en los ingresos de la gente. El país es ahora el segundo mayor consumidor de oro del mundo, luego de la India, de acuerdo con el Consejo Mundial del Oro.

El entusiasmo de este año por los productos de oro fue alentado aún más por una continua baja en el precio del oro, dijo un funcionario de la Comisión de Comercio Municipal de Pekín.

Durante las fiestas de Año Nuevo, que se realizaron de 1 al 3 de enero de este año, los 127 centros comerciales, restaurantes y supermercados más importantes del país registraron ventas por dos mil 650 millones de yuanes, lo que representa un incremento anual de 14.4 por ciento. (Fuente: Xinhua)

Revista Protocolo

Países que nos están viendo