Comercio y Negocios

Consolidan Plan Puebla-Panamá

Mediante un comunicado conjunto y en atención a la convocatoria del presidente de México, Vicente Fox Quesada, los mandatarios que constituyen el Sistema de Integración Centroamericana (Sica), compuesto por Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá, República Dominicana como Estado asociado, así como Colombia como país invitado, informaron que se reunieron el 4 de noviembre de 2005, en ocasión de la IV Cumbre de las Américas de Mar del Plata.

En dicho encuentro acordaron acelerar y profundizar la segunda fase del Plan Puebla-Panamá, que comprende la integración energética de la región.

Para avanzar en esta dirección se nombró una Comisión Ministerial que coordinará México y que tendrá como tarea inmediata desarrollar los siguientes cuatro proyectos, que resultan estratégicos para consolidar el Plan Puebla-Panamá:

1) La construcción de una refinería que procese petróleo pesado en Centroamérica.
2) La construcción de una regasificadora para transformar gas líquido, así como la ampliación del gasoducto centroamericano.

3) La construcción de una planta generadora de electricidad en Centroamérica, para finalizar la interconexión con Guatemala.

4) La modificación del Pacto de San José, en cuyo marco México apoyará a los países miembros del Sica, en una situación caracterizada por los altos precios de los energéticos y su impacto.

La Comisión Ministerial deberá presentar resultados en la primera semana de diciembre de este año, cuando los mandatarios de los países participantes se reúnan en Cancún, México, para aprobar los proyectos y ponerlos inmediatamente en marcha.

Con este acuerdo se busca asegurar la provisión de energía para la región, en condiciones competitivas que beneficien a la población y también a los agentes productivos. Asimismo, se pone de manifiesto que es posible y que resulta fundamental seguir avanzando en el proceso de integración en todo el continente.

Los mandatarios coincidieron en que los acuerdos comerciales y la apertura de los mercados, que deben tomar en cuenta el trato especial y diferenciado entre los países, siempre en el marco de una economía responsable y con rostro humano, son el camino indicado para avanzar en la superación de la pobreza y en la línea de garantizar empleo e ingreso para todos nuestros ciudadanos.

Indicaron que la unidad de los países que componen el Sica y los avances en el proceso de integración que han tenido lugar en los últimos años marcan el camino que debe seguirse para avanzar en la consolidación de sus democracias y en el desarrollo económico y social de sus países, en armonía con el medio ambiente.

Los dirigentes coincidieron en que con acuerdos de este tipo se ratifica la firme intención de acelerar el paso en el marco de una creciente unidad hacia la integración del continente americano, como lo están haciendo otros países que ahora constituyen nuevos bloques económicos y políticos, para estar en condiciones de competir en los mercados globalizados, y así ofrecer mayor calidad de vida a sus ciudadanos.

Revista Protocolo

Países que nos están viendo