Comercio y Negocios

Diez años de inclusión digital en México

La Fundación Proacceso ha beneficiado en nuestro país a 1.5 millones de personas y cuenta con más de 500 mil graduados de sus cursos de alfabetización digital. Las mujeres que estudian la ruta básica de cómputo tienen 4 veces más oportunidades de encontrar un mejor empleo

Revista Protocolo

En diez años ejecutando proyectos de inclusión digital en comunidades de bajos ingresos en México, la Fundación Proacceso ha beneficiado a 1.5 millones de personas, las cuales han desarrollado nuevas habilidades por medio de herramientas tecnológicas y educativas.

Durante la celebración de su décimo aniversario en el Museo Nacional de Antropología e Historia, se dio a conocer que más de 566 mil usuarios de la Red de Innovación y Aprendizaje (RIA) y Bibliotecas Digitales se han graduado de sus cursos de alfabetización digital, a través de los cuales se han generado mil 514 oportunidades económicas de educación, empleo y emprendimiento, además de tres mil puestos de trabajo.

De acuerdo con Aleph Molinari, presidente de la Fundación Proacceso, las mujeres que cursan la ruta básica de cómputo en la RIA tienen cuatro veces más oportunidades de encontrar un empleo.

Según el estudio “El despertar digital de México”, creado por la propia fundación: “En 2008 incluir a comunidades para que tuvieran habilidades para su funcionamiento fue una responsabilidad gigante. El problema en México era la brecha digital; ahora en 2018 hay una adopción muy grande de internet. Hay que tomar en cuenta el uso que se le da a la tecnología, es importante destacar que a pesar de todo lo que se conoce en materia tecnológica, 1.1 millones de niños abandonan sus estudios… Nuestro objetivo hoy es crear un proceso de alfabetización, rápida y eficaz para que los usuarios integren habilidades en su vida. La mayoría de los usuarios son mujeres (en un 56 por ciento) que buscan mejorar sus habilidades para enriquecerse en el trabajo, aportar conocimiento a sus familias y visualizarse en un mejor futuro.”

Como parte del impacto positivo de los proyectos de la fundación, de acuerdo con un estudio de retorno de inversión, por cada peso invertido se genera 1.75 de crecimiento económico directamente en las comunidades donde se ubican los centros RIA. Asimismo, los niños que cursan las rutas de aprendizaje han mejorado en un 95 por ciento sus habilidades matemáticas según la prueba EGMA.

Además, en estos diez años ha generado proyectos de habilidades avanzadas en alianza con Microsoft, Trust for The Americas y el Consejo Mexiquense de Ciencia y Tecnología (Comecyt), tales como el CodingGarage donde niños, jóvenes y adultos aprenden a programar apps, videojuegos y sitios web; Ven Inspírate y Vende (VIVE) donde mujeres aprenden promotoría, mercadeo y atención al cliente; el Programa de Oportunidades Económicas a través de la Tecnología en las Américas (POETA), donde los usuarios se preparan para continuar sus estudios, tener un mejor empleo y emprender su propio negocio; así como el MakersLab, donde se aprende a desarrollar proyectos a través de impresión 3D, corte láser y electrónica.

En el evento se presentó la memoria 10 Aniversario de la Fundación Proacceso 2008–2018, titulada Diez años de inclusión digital en México, publicación que narra la historia, logros y retos de la organización, además contiene testimonios de beneficiarios, así como una visión a futuro sobre la transformación digital en nuestro país.

Países que nos están viendo