Comercio y Negocios

El primer ministro británico Tony Blair visitó México

La reciente visita a México del primer ministro del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Anthony Blair, representó un hito en las relaciones de ambos países.

Nunca antes en la historia diplomática de estas dos naciones un funcionario británico de su rango había realizado una visita oficial de trabajo a la nación azteca.

Si bien la visita en sí misma tuvo un carácter importante, destacó también la delegación oficial que acompañó al primer ministro, la cual estuvo integrada por prominentes empresarios y funcionarios del gobierno británico, entre los que sobresalió la presencia de la ministra de Estado para el comercio internacional e inversiones, Symons de Vernham Dean.

Esta delegación abordó, junto con su contraparte mexicana, aspectos económico-comerciales de la relación, identificando acciones conjuntas para la promoción de México como destino comercial y financiero, así como para aprovechar mejor las oportunidades derivadas del Acuerdo de Asociación Económica, Concertación Política y Cooperación México-Unión Europea.

En ese sentido, el presidente Vicente Fox declaró que el convenio con la Unión Europea puede y debe alcanzar, en los próximos años, niveles similares a los que se registraron cuando se firmó el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN).

Vicente Fox argumentó que Inglaterra tiene importantes inversiones en México, factor que se suma al interés del primer ministro y su gobierno de promover la llegada de más capital inglés hacia Latinoamérica, por lo que el instrumento del Acuerdo de Libre Comercio facilitará las negociaciones.

Al respecto, el jefe de gobierno del Reino Unido expresó que los empresarios de su país que han invertido en México están muy satisfechos, por lo que consideró no tendrá dificultades para convencer a más empresarios británicos de que sigan invirtiendo en la República Mexicana.

Hasta septiembre del presente año, fecha en que se elaboró este artículo, la inversión extranjera directa (IED) en México había superado los 15 mil millones de dólares.

De acuerdo con información proporcionada por la embajada británica en México, el año pasado el comercio del Reino Unido hacia México se incrementó en 15 por ciento y aún más de México hacia el Reino Unido, que aumentó un 54 por ciento.

Por el momento –señaló la embajada– se cuenta con un intercambio comercial de mil millones de dólares en ambas direcciones, pero se espera se incremente en 50 por ciento para 2004.

Esfuerzo común

La relación binacional México-Reino Unido se fortaleció en los últimos años gracias al diálogo político entre las dos naciones.

El primer contacto oficial entre el gobierno británico y Vicente Fox ocurrió cuando éste resultó electo presidente de México, entonces viajó a Inglaterra para reunirse con Anthony Blair.

Posteriormente se realizaron importantes visitas de políticos y empresarios británicos a México, las cuales culminaron el 2 de agosto pasado con la primera visita oficial de trabajo de un primer ministro británico a nuestro país.

Unas semanas antes de la visita Tony Blair se efectuaron las Conversaciones de Alto Nivel México-Reino Unido en la Secretaría de Relaciones Exteriores con la presencia de John Kerr, subsecretario Permanente de la Foreign and Commonwealth Office y jefe del servicio diplomático desde 1997.

Para el primer ministro británico, el cual llegó a México acompañado de su esposa Cherie, ésta representó su primera visita a un país de América Latina y así lo hizo saber en varias ocasiones:

«Es mi primera vez en México, en Sudamérica y en toda América Latina. Pero no será la última, de eso estoy seguro. Ha sido fascinante estar aquí para poder reunirme con el presidente Fox, pienso que este país apenas se está dando cuenta del poder que tiene.

«México, todos lo hemos visto, ha empezado a tomar un lugar muy importante en el campo político mundial. En el exterior sentimos que México crece no nada más desde el punto de vista económico, sino también político y que este crecimiento es permanente.»

Logros alcanzados

El resultado de la visita de Tony Blair a México se tradujo, además de los múltiples contactos comerciales, en una declaración conjunta que el primer ministro y el presidente Vicente Fox firmaron y en la cual se comprometieron a fortalecer las relaciones bilaterales, regionales y multilaterales entre las dos naciones.

En dicha declaración, firmada el 2 de agosto pasado, destaca el compromiso que ambas partes sostuvieron en relación con la promoción y el fortalecimiento de la democracia, la pluralidad y el Estado de derecho en el marco del respeto mutuo y de los derechos humanos, como guías fundamentales para alcanzar un mayor entendimiento social y el desarrollo integral de las naciones.

Este documento señala que los principales temas de la agenda binacional son: el combate al tráfico de armas, el narcotráfico, protección al medio ambiente, así como intercambios comerciales y culturales.

En el aspecto comercial, el Reino Unido ha sido uno de los principales, si no es que el más importante, promotor de México en su ingreso al Acuerdo de Libre Comercio con la Unión Europea.

Hoy en día ya se comienzan a percibir los resultados de este acuerdo y de la baja de aranceles. La primera ronda de reducciones eliminó hasta 30 por ciento de aranceles, lo que tiene un efecto positivo en las empresas mexicanas y británicas que ya realizan algún intercambio comercial.

El Reino Unido es el segundo inversionista más fuerte en México después de Estados Unidos, con una inversión acumulada de ocho mil millones de dólares, incluyendo la más reciente de Vodaphone con la compra de acciones de Iusacell.

Las empresas mexicanas también están empezando a invertir en el Reino Unido; como ejemplo, Gruma abrió una planta en Coventry, lo que le permitirá abastecer a toda Europa de tortillas.

Compromisos binacionales

Una de las prioridades más importantes de ambas naciones, y que quedó especificada en la declaración conjunta, se centra en el objetivo de trabajar simultáneamente para disminuir la brecha económica existente tanto al interior de los países, como en el ámbito internacional.

Para el logro de este propósito, ambos mandatarios reafirmaron su compromiso con el sistema comercial multilateral al considerar que éste representa la mejor manera de generar riqueza para todos. La meta, según quedó especificado en el documento conjunto, es lograr mercados abiertos que beneficien a todos los países, sin importar su tamaño o nivel de desarrollo.

Destacó también la visita que Tony Blair realizó al complejo de Cantarell en Campeche, el cual constituye el proyecto petrolero más importante del país. Ahí Fox expresó su satisfacción por la valiosa aportación de la experiencia británica por medio de su tecnología de punta en la inyección de nitrógeno para la producción petrolera, así como en la construcción de plataformas habitacionales.

Asimismo, Blair y Fox reafirmaron la importancia de proveer a sus ciudadanos con servicios eficientes y económicos que permitan satisfacer diversas necesidades, como es el uso eficiente de la tecnología de comunicación e información.

También reconocieron el papel de la educación en el desarrollo de las naciones, así como la promoción de la comprensión y respeto entre los pueblos.

Se comprometieron a mejorar los acuerdos vigentes para propiciar un mayor intercambio entre los sistemas educativos de ambas naciones, mediante la participación del sector privado en diversas áreas de este sector.

En este sentido, el pasado 16 de agosto la embajada británica y el British Council dieron la despedida a 73 estudiantes mexicanos que fueron acreedores de una beca para realizar sus estudios de posgrado en el Reino Unido. De esos becarios, 43 son apoyados por el programa de becas Chevening del gobierno británico, y los otros 30 por programas copatrocinados por el gobierno británico e instituciones mexicanas.

La declaración conjunta concluye con el compromiso de ambos mandatarios de reunirse en 2002, cuando el presidente Vicente Fox visite el Reino Unido con motivo de la inauguración en Londres de una magna exposición sobre los aztecas.

Países que nos están viendo