Comercio y Negocios

El traslado de mercancías en tiempos de COVID-19

Se prevé que la actividad comercial en el mundo se verá afectada durante 2020 debido a los efectos provocados por el coronavirus

Revista Protocolo

Ciudad de México, 1 de abril de 2020.— El brote y la propagación del COVID-19 a escala mundial ha generado afectaciones en el sector comercial y transporte de mercancías, lo que representa un golpe para la economía global. Prueba de ello son las estimaciones de la Unión Internacional de Transportistas Terrestres (IRU, por sus siglas en inglés), que prevé que en 2020 exista una disminución de 20 por ciento, con respecto al año anterior, en el transporte de mercancías por la vía terrestre en todo el mundo, lo que conduciría a una pérdida mundial de 800 mil millones de dólares para empresas y operadores de carga.

En el sector marítimo, el panorama tampoco luce alentador. En Europa, la organización European Transport Workers (ETF) y la European Community Shipowners Associations enviaron una carta al comisario europeo de Asuntos Marítimos para pedir medidas urgentes y reglas especiales a fin de evitar un colapso del comercio marítimo.

Ante esto, autoridades recomiendan no detener las cadenas de suministro y el envío de mercancías en el mundo, sobre todo cuando se trata de alimentos y medicinas requeridas para el combate del virus y la atención de quienes han contraído la enfermedad.

A continuación, cuatro recomendaciones para que los embarques no se vean afectados y no se detenga la operación:

1. Tecnología, la mejor aliada

“Para lograr que las empresas que requieren exportar o importar mercancías no sufran afectaciones, la tecnología juega un papel especial. La digitalización de los procesos mercantiles hace más práctico, seguro y económico el envío de mercancías desde y hacia cualquier parte del mundo. También, la inteligencia artificial ayuda a las empresas a obtener datos y crear reportes en tiempo real sobre los costos, tiempos y rutas más adecuadas por las que va a mover sus contenedores”, comenta Alfonso de los Ríos, CEO y cofundador de Nowports, primer agente de carga digital en Latinoamérica.

2. Rastrear los envíos

Cada contenedor que viaje hacia o desde cualquier otro país estará expuesto a sufrir daños por diversas razones, y las empresas requieren total visibilidad y seguimiento accesible a los productos que están transportando. Tener actualizaciones en tiempo real sobre el transcurso de la carga y organizar los movimientos, desde la recolección, proceso aduanal en origen y destino, hasta llegar a las puertas del comprador es clave durante la contingencia.

Cabe destacar que debido a la crisis global del COVID-19, los puertos en todo el mundo están colapsados, cerrados o a porcentaje muy reducido de su operación mientras que las navieras están modificando de forma radical sus fechas de salida y de arribo, lo que complica la comunicación entre compañías y cliente final.

Por ese motivo, Nowports abrió su plataforma nowports shipmeents al alcance de cualquier interesado, aunque no sean sus clientes. De esta forma al ingresar el código identificador de la carga o número de contenedor, la plataforma mostrará la localización de ese embarque en tiempo real, aunque no sea gestionado por Nowports.

3. Simplificar los trámites

Para mover mercancías hay que asegurarse, primero, de cumplir con los lineamientos que la ley exige y realizar los trámites correspondientes. Cifras de Nowports indican que, en promedio, se requieren cerca de 170 correos electrónicos entre el agente de carga y quien desea mover su mercancía por cada contenedor que se transporta.

4. Utilizar la data predictiva

El escenario del comercio es cambiante debido a factores como el momento económico, situaciones políticas, geográficas, e incluso de sanidad como el momento actual por el COVID-19. Es por eso que la inteligencia artificial y los datos se vuelven relevantes para predecir situaciones como cuánto tardará un contenedor en ser movido, cómo cambiarán los costos de los traslados y determinar si es el momento adecuado o no para realizar la operación.

Además de datos predictivos, es importante tener acceso a reportes históricos sobre envíos anteriores mediante una plataforma online, para realizar comparaciones, establecer medidas de crecimiento y conocer el progreso de la actividad comercial de la organización.

Países que nos están viendo