Comercio y Negocios

#IngresoVital nunca fue tan urgente como ahora: Nosotrxs

La pandemia por el COVID-19 detonó una profunda crisis social y económica que requiere medidas urgentes como el ingreso vital de emergencia: Mauricio Merino

Revista Protocolo

Ciudad de México, 16 de julio de 2020.— La pandemia por el COVID-19 ha generado una profunda crisis social y económica que ha afectado más a los que menos tienen. Por ello, organizaciones de la sociedad civil y legisladores de todas las fuerzas políticas impulsan la adopción en México de un #IngresoVital, es decir, una transferencia monetaria temporal y no condicionada por un monto equivalente a la adquisición de una canasta básica para satisfacer las necesidades elementales de quienes han sido económicamente devastados por la crisis.

En el marco del Foro: “Por un ingreso vital: perspectivas internacionales”, organizado por el grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano en el Senado de la República y el movimiento Nosotrxs, legisladores de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica y Uruguay, así como el coordinador general de la Internacional Progresista hablaron de la importancia y urgencia de medidas como el Ingreso Vital o Renta Básica de Emergencia para aliviar la crisis económica y social causada por el COVID-19. Esta discusión sienta las bases para un pacto social con sistemas de protección social amplios, centrados en el bienestar y el ejercicio de derechos para todos.

En México, el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) reportó a finales de junio de 2020 que 12.5 millones de personas habían perdido sus empleos, formales e informales, y su fuente de ingresos. Al mismo tiempo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estima que la tasa de desempleo aumentará en un 1.9 por ciento en lo que resta del año. El Consejo Nacional de Evaluación de la Política para el Desarrollo Social (Coneval) reportó que la población en condición de pobreza extrema por ingresos pasará de 21 a 31.7 millones de personas.

Como parte de las conclusiones del Foro refuerzan que, de no tomar medidas urgentes e inmediatas, sería más difícil para esas diez millones de personas salir de la pobreza.

La experiencia legislativa de los países latinoamericanos alimenta las propuestas presentadas por diferentes grupos parlamentarios y ofrece experiencias de contextos similares para financiar una medida de esta naturaleza. Los participantes repitieron, en varias ocasiones, la viabilidad financiera y operativa de esta medida que concentra la atención en quienes menos tienen y permite una recuperación económica más rápida.

Las vías de salida requieren una decisión política urgente, enfocada en garantizar el derecho a la alimentación y proteger la salud de la población. Es una medida temporal y no condicionada que tiene énfasis en la protección y garantía de derechos básicos.

Organismos internacionales, como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), proponen transferencias por un monto igual a una línea de pobreza durante seis meses. En México se han sumado cientos de organizaciones como Oxfam México, Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), entre otras.

La iniciativa del #IngresoVital ha logrado consensar a miles de ciudadanos, cientos de tomadores de decisión, académicos y líderes políticos que no buscan interés más que asegurar una medida para que millones de familias no caigan en la pobreza extrema a causa de la pandemia, además, es una iniciativa que no conoce fronteras.

La organización Nosotrxs está convencida que es la salida viable a la profunda crisis que enfrenta México, la lucha es por la justicia social e igualdad.

Países que nos están viendo