Cultura

Alumnos de la Orquesta Escuela Carlos Chávez ofrecieron recital de música

En ensambles mixtos interpretaron piezas de Bouffil, Tedeschi, Goossens, Bohuslav, Auric y Stamitz

Alumnos de la Orquesta Escuela Carlos Chávez ofrecieron recital de músicaMientras niños y jóvenes recorrían los pasillos de la Biblioteca Vasconcelos en busca de un libro para hacer la tarea, leer o jugar, 14 alumnos de la licenciatura instrumentista de la Orquesta Escuela Carlos Chávez ofrecían un concierto en el auditorio.

Agrupados en ensambles mixtos y dirigidos por el maestro Thomas B. Jones, los jóvenes interpretaron piezas de los compositores Jacques Bouffil, Luigi Maurizio Tedeschi, Eugene Goossens, Martinu Bohuslav, Georges Auric y Carl Stamitz.

Del compositor y clarinetista francés Jacques Bouffil se interpretó Dúo para arpa y flauta, pieza que permitió a los jóvenes Sariah Dinabell Flores (arpa) y Joaquín Mejía (flauta), mostrar que a su corta edad tienen un enorme virtuosismo, ya que las obras de este compositor son consideradas de difícil ejecución para los músicos con amplia trayectoria.

Iris Córdova (arpa) y Fernando Martínez (clarinete) interpretaron, del compositor francés Luigi Maurizio Tedeschi, Serenata para clarinete y arpa, pieza con la que el público por un instante fue transportado a las calles de París para conocerlas y recorrerlas.

Del director de orquesta y compositor inglés Eugene Goossens sonó Trío para flauta, violín y arpa op. 6, Impromptu, Serenade y Divertissement, melodías alegres y rítmicas con las que Marcos Nicolás (flauta), Itzel Conde (violín) y Joana Téllez (arpa) pusieron a bailar al público en su asiento.

Arielle Hebé López (oboe), Frida Zebadúa (violín), Álvaro Valencia (violonchelo) y Abraham Ulises Soriano (piano) tocaron Cuarteto para oboe, violín, violonchelo y piano H. 315 y 2° y 3er movimientos del compositor checo Martinu Bohuslav que invitaban al público a conocer la República Checa y adentrarse en ambientes llenos de suspenso y misterio.

Del compositor Georges Auric se interpretó Trío para oboe, clarinete y fagot, una de las piezas más rítmicas del francés en la que se puede percibir cómo mezcla sus facetas de poeta y creador de bandas sonoras sorprendentes.

La pieza tocada por Dafne Adriana Sabás (oboe), Jazmín Torres (clarinete) y Jazua Alejandro Arias (fagot), despertó en el público diversas sensaciones, como alegría, tristeza y soledad.

Finalmente, del compositor y virtuoso del violín Carl Stamitz se escuchó Cuarteto para violín, oboe, corno y violonchelo que interpretaron Itzel Conde (violín), Arielle Hebé López (oboe), Arturo Muñoz (corno) y Luis Eduardo Vázquez (violonchelo).

Se trató de una pieza alegre, rítmica, potente, que invitó al público a soñar, imaginar que podía volar y conocer lugares fantásticos.

Revista Protocolo

Países que nos están viendo