Cine

La realidad de las viejitas mostrada en un documental joven

Mientras se espera, largometraje documental mexicano, se presenta en competencia en el 21 Festival de Cine de Málaga

Revista Protocolo

Lola vive en un asilo de ancianas público en donde hasta el único ataúd se comparte. Llamar a su madre por teléfono y cuidar de su marido, ambos fallecidos hace tiempo, son parte de sus esfuerzos para llenar su vida de sentido y enfrentar el final. La memoria de sus grandes amores es la única pertenencia que le queda y el único lugar en el que se reconoce.

Con esa sinopsis, el documental Mientras se espera abre un espacio de reflexión y diálogo sobre la calidad de vida en la tercera edad, especialmente en las mujeres, y la relevancia de la memoria en esta etapa.

Más allá de las salas de cine, la producción espera encontrar espacios alternativos donde se pueda acercar al público preocupado por el tema, para seguir produciendo contenido que ayude a afrontar un futuro en el que, según las estadísticas, habrá más adultos mayores de 60 años que niños menores de 15 para el año 2050.

Dentro de este panorama de envejecimiento demográfico, pensar en las mujeres en concreto es crucial, ya que se llega a vivir hasta 20 años más que los hombres, y en los países en vías de desarrollo, la gran mayoría forma parte del comercio informal: freelance o amas de casa, por lo que carecen de acceso a las garantías de salud, sistemas de vivienda y pensiones que el gobierno ofrece.

Las mujeres mayores enfrentan la tercera edad siendo dependientes de la pensión de sus esposos, si es que algún día se casaron; si no, envejecen en el desamparo, convertidas en una suerte de “fantasmas en el sistema”, donde su bienestar y salud se ven seriamente comprometidos.

La misión es sensibilizar a las audiencias para que el largometraje sirva como herramienta de reflexión que dé paso a acciones que incluyan a personas de la tercera edad a la sociedad activa, reconociéndoles la necesidad que se tiene de ellos y dándoles la visibilidad que el ritmo actual de vida les ha ido quitando.

Mientras se espera ha participdo en importantes festivales de cine nacionales e internacionales, donde ha obtenido importantes reconocimientos, actualmente compite con otros más en el 21 Festival de Cine de Málaga, España.

Países que nos están viendo