Cultura

Dylan McKay fue seducido por la muerte

Protagonista de la exitosa serie de televisión de los años noventa, Beverly Hills 90210, Luke Perry falleció ayer, lunes 4 de marzo, en Los Ángeles, California, de un infarto cerebral

Texto: Luis Felipe Hernández Beltrán

Beverly Hills 90210 no solo fue una serie más de la televisión estadounidense, sino que generó una mercadotecnia sin precedentes con la venta de pósteres y tarjetas con las imágenes de sus protagonistas que se agotaban y por las que los coleccionistas se peleaban y competían por tenerlas.

La imagen que los jóvenes protagonistas generaban, también causó moda: los adolescentes y jóvenes de inicios de la década de los noventa, querían vestirse, peinarse y hasta usar los mismos accesorios de los ídolos de la pantalla, algunos de ellos, amores platónicos.

Luke Perry, quien encarnó a Dylan McKay, por su galanura, fue quizá el actor de todo el elenco con más fanáticas y con quien se identificaban más los hombres quienes copiaban el estilo seductor del personaje para conquistar a la mujer deseada.

Pero los diez años que Perry duró en Beverly Hills 90210, fueron solo la catapulta de una exitosa carrera artística en cine y televisión del actor nacido en Mansfield, Ohio, Estados Unidos, el 11 de octubre de 1966.

Más de 20 series de televisión, algunas de ellas con participaciones en un solo capítulo, y 46 películas entre cinematográficas y videohomes, fueron parte de su currículum, destacando el papel estelar de Oliver Pike en Buffy, la cazadora de vampiros en 1992, donde compartió créditos con Kristy Swanson; y Billy, en la cinta El quinto elemento al lado de figuras como Bruce Willis, Milla Jovovich y Gary Oldman.

También prestó su voz para ocho exitosas series animadas, como Los Simpsons, Mortal Kombat, Hulk, el hombre increíble, Johny Bravo y Family Guy.

Justo cuando se iniciaban los rumores de un posible reencuentro del elenco original de Beverly Hills 90210 y cuando Luke triunfaba con su estelar en la serie televisiva Riverdale, el pasado 27 de febrero se anunció que el histrión había sufrido un infarto cerebral, causa que acabó con su vida la mañana de ayer, lunes 4 de marzo, en un hospital de Los Ángeles, California.

Estuvo casado con la actriz Rachel Sharp en 1993 de quien se divorció en 2003 y con quien tuvo dos hijos: Jack y Sophie, de 21 y 18 años de edad, respectivamente. Actualmente tenía una relación con Wendy Madison Bauer, una psicóloga que tuvo discretas participaciones en series de televisión.

Países que nos están viendo