Cultura

España y México con el Sahara por la Paz

Desde hace más de tres décadas, el pueblo saharaui libra una batalla contra el olvido y la desesperanza en el exilio. Y una de las armas en la lucha pacífica ha sido la cultura; en este sentido, el 17 de octubre tuvo lugar un encuentro entre artistas e intelectuales mexicanos y españoles en pro de la paz para el Sahara Occidental.

La embajada de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) en México, la Asociación Mexicana de Amistad con la RASD y la Plataforma de Mujeres Artistas contra la violencia por conducto de su fundadora, Cristina del Valle, organizaron el encuentro entre artistas e intelectuales mexicanos y españoles en pro de la paz para el Sahara Occidental.

En el encuentro realizado en el teatro Wilberto Cantón, en la ciudad de México, estuvieron presentes el embajador de la República Árabe Saharaui Democrática, Ahmed Mulay Alí Hamadi; el presidente de la Asociación Mexicana de Amistad con la RASD, Víctor Hugo Rascón Banda; la presidenta de la Plataforma de Mujeres Artistas contra la Violencia de Género, Cristina del Valle; y la presidenta del Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid, Lourdes Hernández Osorio.

Al inaugurar la reunión, Víctor Hugo Rascón Banda exaltó la necesidad de refrendar los compromisos culturales y fraternales de México con el pueblo saharaui, único país hispanohablante del mundo árabe.

. .Por su parte, Ahmed Mulay manifestó el deseo de que la comunidad internacional tome el ejemplo de solidaridad de México y pidió a los intelectuales mexicanos hacer un llamamiento al resto de los países latinoamericanos a reconocer al pueblo saharaui como una nación constituida.

Lourdes Hernández aseguró que España tiene el compromiso de reconocer al pueblo saharaui y de trabajar con él; por tanto, desde la organización que ella dirige buscan vincularse a otras redes internacionales, tales como la Plataforma de Mujeres Artistas.

Durante su intervención, Cristina del Valle, quien también es embajadora de Naciones Unidas para la Campaña de los Objetivos del Milenio, resaltó la necesidad de “apoyar a un pueblo que no sólo merece respeto y cariño; nadie puede permanecer impasible ante el dolor”.

Cristina puntualizó el hecho de que la lucha del pueblo saharaui ha sido pacífica y su desarrollo se basa en la cultura. “Todos los niños saharauis están escolarizados; dignifican la vida en los campamentos a través del conocimiento, y cuando recuperen su tierra aplicarán este conocimiento para constituir una sociedad basada en la solidaridad, el respeto a todos, la unidad.”

Como parte de la necesidad de crear conciencia sobre la realidad de los aproximadamente 200 mil hombres, mujeres, niños y ancianos saharauis que enfrentan difíciles condiciones en los campamentos de refugiados en Argelia, se proyectó un documental sobre la experiencia de una caravana de artistas españoles a los campamentos de refugiados del Sahara Occidental.

Los testimonios de mujeres y niños son concluyentes; una jovencita explica en qué consisten las canciones del pueblo saharaui: “Nuestras canciones hablan de la tierra saharaui, tierra que nunca hemos visto.” Pero que tienen derecho a poseer.

Protocolo

Países que nos están viendo