Cultura

Japón, abre con tambores y fuegos artificiales el Festival Internacional Cervantino

Musicalidad, habilidad y diversión se conjugaron en la presentación de Tokyo Dageki Dan

 La agrupación de percusiones formada en 1995 por Jin-ichi Hiranuma dio muestra de su impresionante habilidad con los tambores, conocidos como taikos. Foto: Arturo López / ConacultJapón, país invitado de honor de la 42 edición del Festival Internacional Cervantino (FIC), se hizo escuchar de manera vigorosa y energética a través de la presentación de Tokyo Dageki Dan. La presentación, realizada la noche del 8 de octubre en la Explanada de la Alhóndiga de Granaditas en la ciudad de Guanajuato, marcó el inicio de las actividades del encuentro cultural y artístico más importante de Iberoamérica.

Ante la presencia del príncipe Akishino y la princesa Kiko de Japón, la agrupación de percusiones formada en 1995 por Jin-ichi Hiranuma dio muestra de su impresionante habilidad con los tambores, conocidos como taikos.

Diferentes afinaciones y medidas: desde el grave odaiko hasta el redoblante shime-daiko, se observaron en el escenario para compartir con el público mexicano una versión contemporánea de la música ritual, religiosa o festiva de tradición milenaria en Japón.

De forma casi inmediata, los seis intérpretes se ganaron la simpatía de los asistentes al dirigirse a ellos en español para presentar su propuesta musical en la que también se apoyaron de platillos, gongs de varios tipos y una flauta.

Movimientos espontáneos y guiños humorísticos formaron parte de la velada integrada por 12 obras, al hacer alusión a los saltos y movimientos de las liebres.

Entre los temas destacaron San, caracterizada por combinar los sonidos de tambores pequeños y grandes junto con la flauta, y Enjín, melodía con un toque occidental perceptible en el instrumento de viento.

Una de las piezas más aplaudidas y con la que finalizaron el recital fue Hana-hayate, en la que sobresalieron los movimientos acrobáticos, la sincronía y el ritmo de los jóvenes músicos.

El concierto concluyó en medio de una gran ovación y fuegos artificiales, convirtiéndose en un espectáculo de luz y sonido que fue celebrado por espectadores de diferentes edades, tanto en las escalinatas de la Alhóndiga como en las calles aledañas.

El nombre Tokyo Dageki Dan se conforma de tres palabras: Tokyo, lugar donde surgió la agrupación; Dan, que significa grupo, y Dageki, verbo de la acción de golpe.

Revista Protocolo

Palabras clave

Países que nos están viendo