Cultura

¡Jesucristo está preso!

Como parte del proceso de reinserción social, preparan 125 internos del Penal de Ixtlahuaca la 47 representación de la Pasión de Cristo

Revista Protocolo

Al término de la última cena y tras rezar en el Monte Getsemaní, Jesús de Nazaret fue apresado por la policía del Sanedrín, tras ser besado en la mejilla por el apóstol Judas Iscariote, y comenzó el capítulo del Nuevo Testamento, conocido en el mundo católico y cristiano como “La Pasión de Cristo”.

A partir de ese momento, ya en carácter de reo, Jesús fue llevado a las distintas instancias que debatieron su proceso, posteriormente torturado y enjuiciado por el pueblo, que en su mayoría, decidió crucificarlo.

Como parte de las actividades de Cuaresma y Semana Santa, poco más de 80 personas privadas de la libertad del Centro Penitenciario y de Reinserción Social Ixtlahuaca, en el Estado de México, realizarán hoy, 19 de abril, la 47 representación de la Pasión de Cristo en el patio de visita del penal.

Los participantes ensayaron a lo largo de tres meses para escenificar este pasaje bíblico, el cual se ha presentado de forma ininterrumpida y que es parte fundamental en el proceso de reinserción social de los internos.

Además, otros 45 presos con apoyo de sus familiares y personal de las distintas áreas del centro preventivo, trabajaron en el diseño y confección del vestuario de cada uno de los personajes, así como la elaboración de la escenografía necesaria para el Viacrucis de Cristo.

Cabe destacar que, en 1972, un grupo evangelizador, representado por la señora Luz María Ordóñez, inició esta tradición al interior del penal y desde entonces se lleva a cabo año con año.

Pese a que la precursora falleció, su hija Sonia Mandujano Ordóñez, en colaboración con las autoridades del Centro Penitenciario, prepara a los internos para esta tradicional representación.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo