Cultura

José Clemente Orozco, pintura y verdad

Presentan una muestra integrada por 379 obras que se exhibirán en la ciudad de México a partir del 1 de octubre

La verdad de la pintura de Orozco es incorruptible. Las interpretaciones se han dado pero nunca igualan a esa presencia que podemos apreciar cuando estamos frente a su obra. Por ello, el Antiguo Colegio de San Ildefonso trae la muestra José Clemente Orozco. Pintura y verdad, que a principios de este año fue exhibida en el Hospicio Cabañas, en Guadalajara, y que en la ciudad de México podrá disfrutarse a partir del 1 de octubre.

Esta exposición, producida por la Secretaría de Cultura de Jalisco y el Instituto Cultural Cabañas, con el apoyo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), es considerada como la retrospectiva más grande y completa de este artista mexicano al estar integrada por 379 obras, entre dibujo, acuarela, gráfica, pintura, tintas, recortes de periódicos y reproducciones fotográficas de su obra dentro y fuera de México.

Los detalles de la exposición José Clemente Orozco. Pintura y verdad, fueron dados a conocer por Eri Cámara, curador del Antiguo Colegio de San Ildefonso; Cecilia Wolf, directora del Instituto Cultural Cabañas; Diane Miliotes, ex investigadora del Art Institute of Chicago y ahora en el Hood Museum of Art, y Miguel Cervantes, curador de la muestra.

“Orozco tiene cierto olvido en relación con los otros muralistas en su historia de exhibiciones organizadas y presentadas en México. Este olvido que la obra de Orozco sufre lo hizo ver con mucha claridad el poeta Octavio Paz hace muchos años, al decir que la crítica no se aproximaba a Orozco con la frecuencia que lo hacía con la obra de Diego Rivera o Siqueiros. Y es que al iniciar la investigación de esta exposición descubrí que en Orozco hay muchísimos momentos y que la trayectoria de su obra es sumamente compleja y rica, mucho más de lo que en general la gente cree”, expresó Miguel Cervantes.

José Clemente Orozco. Pintura y verdad es una revisión amplia y documentada que permitirá al público visitante un recorrido representativo y selecto de las diferentes etapas y facetas del pintor jalisciense. Desde 1979, cuando Fernando Gamboa y Raquel Tibol organizaron una muestra en el Palacio de Bellas Artes, con motivo del 30 aniversario de la muerte de Orozco, no se había presentado una de tal cantidad y calidad.

En el Antiguo Colegio de San Ildefonso, el público apreciará el trabajo que realizó Orozco a lo largo de 50 años, presentado en 34 núcleos temáticos en una área de mil 902 metros cuadrados, en 14 salas de exhibición, donde el visitante podrá adentrarse de forma integral a todas las facetas artísticas de Orozco, aun las poco conocidas.

“Orozco comienza tardíamente a ser artista pintor. Se inició primero en el dibujo, como caricaturista político en la prensa porfirista. Evidentemente estaba en contra del régimen de don Porfirio, pero en un momento dado también en contra de Madero y de su propuesta democrática. En la Academia de San Carlos conoce al Dr. Atl y a todos los artistas que habían iniciado el muralismo mexicano, como Roberto Montenegro, Fernando Leal, Jean Charlot, etcétera, es entonces cuando abre su capacidad de observación a la Revolución Mexicana.

“Orozco fue un hombre que nunca siguió doctrinas o ideologías. Nunca perteneció a un partido político y criticó muy abiertamente las desviaciones de las ideologías políticas y de las doctrinas, por eso fue un gran anticlerical, porque sentía que la institución Iglesia era una forma de dominio sobre nuestra historia, un poder que manipulaba al ser humano. Se opuso a toda doctrina porque creía en la liberación del hombre. En este sentido es un idealista”, explicó Miguel Cervantes.

En opinión del curador, José Clemente Orozco fue el artista que mayormente hizo avanzar el lenguaje pictórico en nuestro país. “En Orozco existió la idea de crear un lenguaje para transmitir ese cambio que se estaba dando en México a través de la Revolución. No fue un artista con un programa político, sino un hombre con deseo de impulsar la liberación del hombre en todas sus formas”, dijo.

Es importante destacar que en la exposición hay 148 dibujos preparatorios de los murales. En estos dibujos se puede ver el desarrollo de la imaginación de Orozco en la propuesta muralística de manera muy clara, y la enorme habilidad para la creación de imágenes.

“Por otro lado, la calidad del dibujo de Orozco es asombrosa. He repetido que me parece un dibujante a la altura de Picasso o Matisse en el arte moderno. Orozco fue un soberbio dibujante y esta exposición recorre desde su origen como caricaturista, hasta su último mural que realiza en Guadalajara para la Cámara Legislativa del gobierno del estado”, expresó Cervantes.

Uno de los principales objetivos del equipo curatorial, aseguró Miguel Cervantes, es que las nuevas generaciones tuvieran la oportunidad de encontrarse frente a la obra de un autor que no es fácil confrontar. “Queremos también que revisen a un profundo crítico de nuestra historia y nuestro tiempo, en un momento en el que seguimos viviendo una crisis profunda y debemos crear un cambio. Yo creo que Orozco puede inspirar con su obra a las generaciones más jóvenes de hoy.”

Cecilia Wolf hizo un recuento de los resultados que obtuvo esta muestra en Jalisco y recordó que se necesitaron tres años para organizarla, y participaron en esa preparación un equipo del Instituto Cultural Cabañas, así como el equipo del curador Miguel Cervantes, apoyados por Diane Miliotes.

Esta exposición se presentó en el Hospicio Cabañas de marzo a agosto de 2010, tiempo en el cual recibió más de 80 mil visitantes que recorrieron las 19 salas en que fue montada. La directora señaló que para la realización de la muestra se invirtieron alrededor de 14 millones de pesos, los cuales fueron aportados por el Fideicomiso para los Festejos del Bicentenario de la Secretaría de Cultura del estado de Jalisco. En esa cantidad está incluido el catálogo de la exposición, de más de 600 páginas, así como la antología Orozco a contraluz, conformada por dos tomos.

“Se contó también con el apoyo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y el Instituto Nacional de Bellas Artes, además de un gran número de coleccionistas privados, 48 en total, y más de diez instituciones públicas”, precisó Cecilia Wolf.

La exposición José Clemente Orozco. Pintura y verdad fue inaugurada el 30 de septiembre y estará abierta al público del 1 de octubre y hasta el próximo 16 de enero de 2011, en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, ubicado en Justo Sierra 16, Centro Histórico.

Revista Protocolo

Comentar

Comente

Países que nos están viendo