Cultura Literatura

La muerte venció al incansable defensor de la lectura

El INBA lamentó el fallecimiento del también narrador, ensayista y traductor, ocurrido la mañana de ayer en Xalapa, Veracruz, a los 85 años de edad

Revista Protocolo

Sergio Pitol Demeneghi nació en Puebla el 18 de marzo de 1933. Estudió derecho y letras en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Recibió el apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, y fue miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte, como creador emérito, desde 1994.

Recibió los premios Xavier Villaurrutia 1981 por Nocturno de Bujara; Latinoamericano de Narrativa Colima 1982 para Obra Publicada por Cementerio de tordos; Herralde de Novela 1984 por El desfile del amor; Nacional de Literatura y Lingüística 1993, de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo 1999, Cervantes de Literatura 2005, la Medalla Bellas Artes 2008 y el Premio Internacional Alfonso Reyes 2015, entre otros reconocimientos.

Su obra está traducida al francés, alemán, italiano, polaco, húngaro, holandés, ruso, portugués y chino. Fue traductor de los escritores Henry James, Joseph Conrad, Robert Graves, Jane Austen, Witold Gombrowicz, Kazimierz Brandys, Jerzy Andrzejewski y Bruno Schulz, y colaborador de El Contemporáneo, Estaciones, La Palabra y el Hombre, Ovaciones, Revista de la Universidad de México, Utopías y El Nacional de Venezuela, entre otras publicaciones. El Fondo de Cultura Económica ha editado cinco tomos de sus Obras reunidas.

En su desempeño como funcionario público, fue subdirector de Asuntos Culturales de la Secretaría de Relaciones Exteriores, director de Asuntos Internacionales del INBA, embajador de México en Checoslovaquia, secretario académico de la Facultad de Filosofía y Letras e investigador del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM.

El pasado 4 de marzo, el INBA celebró en el Palacio de Bellas Artes el 85 aniversario del nacimiento del escritor con una charla titulada “Sergio Pitol, niño ruso”, en la que se habló de su vida y obra, sus ideas, interminables viajes, y su modo de ver el mundo y la literatura.

Descanse en paz.

Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin