Cultura

Le habla Tania Bruguera al poder

Bajo el concepto de “artivismo político”, la artista cubana ofrece en el MUAC una muestra de su trabajo performático que ha realizado en más de 30 años

Revista Protocolo

Tania Bruguera: Hablándole al Poder presenta por primera vez en México todos los proyectos a largo plazo que la artista política Tania Bruguera inició entre 1985 y 2017 y que buscan transformar el efecto emocional y simbólico del arte hacia la eficacia política.

Durante más de 30 años, Bruguera ha trabajado en la intersección del activismo y arte de performance para retar a las estructuras de poder, concebir nuevos modelos utópicos de autoridad y crear estructuras e instituciones alternativas que intentan transformar y redistribuir el poder. El resultado son proyectos de arte que toman la forma de movimientos sociales, periódicos y escuelas e incluso, resultó en la provocadora autonominación de Bruguera para las elecciones presidenciales de Cuba en 2018.

Bruguera divide su práctica en el performance entre actos a corto plazo: eventos singulares, gestos políticos y proyectos a largo plazo. Actos a corto plazo se caracterizan por su apropiación incisiva de imágenes, eventos icónicos y propaganda de poder, que luego reestructura como gestos disruptivos con el objeto de impactar y movilizar a las personas a la acción. Los de largo plazo van más allá de la representación y buscan crear instituciones y plataformas democráticas, proponiendo futuros políticos más incluyentes: por ejemplo, una escuela de arte disidente, una organización de inmigrantes alternativa o un partido político para migrantes.

Para la exposición, la artista “actualiza” estos proyectos y desarrolla los conceptos centrales que permean su obra: como es el “artivismo”, un término que fusiona “arte” y “activismo” para sugerir que el arte puede cambiar nuestros hábitos políticos, y el concepto, clave para Bruguera, del arte de conducta.

La exhibición rastrea la evolución y práctica de estos conceptos, empezando con “Homenaje a Ana Mendieta (1985-96)”, donde Bruguera rehízo ciertas obras de Mendieta para situarla en el contexto cultural e imaginario artístico cubano de los ochenta. La muestra continúa con “Memoria de la Posguerra I, II y III (1993/1994/2003)”, en donde creó un periódico independiente como obra de arte en colaboración con artistas y críticos contemporáneos viviendo en Cuba y en el extranjero. “Movimiento Inmigrante Internacional (2010-a la fecha)” es un movimiento sociopolítico iniciado por la artista que ha creado un centro de comunidad por inmigrantes, y “The Francis Effect (2014-a la fecha)” una campaña política pidiendo al papa Francisco que extienda la ciudadanía del Vaticano a todas las personas indocumentadas en el mundo. Otros proyectos incluyen “#YoTambienExijo (2014-a la fecha)”, una plataforma civil que promueve de manera pacífica los derechos civiles, políticos, económicos y culturales en Cuba.

La exhibición también lleva a cabo la “actualización” de sus obras de performance socialmente comprometidos a largo plazo. Con este fin, en el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC), Bruguera actualizará Movimiento Inmigrante Internacional con la Asamblea del Partido del Pueblo Migrante, una serie de conversaciones con organizaciones de derechos de inmigrantes con el fin de encontrar soluciones concretas al problema de la falta de derechos de estas personas en estos tiempos divididos.

La exhibición ha generado un nuevo proyecto comisionado por el Yerba Buena Center for the Arts y activado de nuevo en el MUAC, Escuela de Arte Útil, que como su nombre indica es una escuela funcional localizada dentro del museo.

Basado en el modelo de su proyecto anterior “Cátedra Arte de Conducta”, llevado a cabo en La Habana desde 2003 hasta 2009, Bruguera ha diseñado un currículo para el MUAC que utiliza el concepto de “arte útil” para enfrentar los retos de los artistas y para explorar cómo el arte puede ser un instrumento para cambios sociales y políticos.

Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin