Cultura

Manos michoacanas que tejen arte

El rebozo se ha convertido en una prenda de vestir artesanal distintiva del estado purépecha

Revista Protocolo

Ciudad de México, 27 de marzo de 2020.— El rebozo es una pieza icónica de la cultura nacional, la cual es creada hilo a hilo por manos mexicanas.

Para Michoacán, la llamada manta de mil colores, representa la identidad propia de sus localidades, ya que, además de usarse como accesorio o herramienta de carga, lleva consigo historia, tradición y cultura.

Las primeras reboceras de Michoacán fueron un grupo de mujeres artesanas de las localidades de Ahuirán y Aranza, en el pueblo de Paracho, quienes, inspiradas en los materiales, colores y formas traídos por los españoles, comenzaron a tejer estas prendas. Eran conocidas como “Las azuleras”, debido a que teñían sus hilos con un tinte natural y sus manos quedaban pintadas de color azul.

Cada rebozo es único y diferente, desde el telar con que fue tejido, la técnica y los flecos. Una prenda de estas puede ser confeccionada en telar de pedal o patakua, este último se refiere a los tejidos en telar de cintura. Además, los puedes encontrar de materiales como algodón, lana o artisela; pueden ser lisos, bordados, brocados o deshilachados. Y finalmente, los flecos pueden ser el tradicional, emplumado o flecos de artisela.

En Michoacán, esta prenda además de ser usada por las comunidades purépechas en su día a día, también es fabricada como una artesanía del estado. Actualmente las localidades michoacanas donde se elaboran rebozos son: Aranza, Ahuirán, Angahuan, Turícuaro, Jiquilpan, La Piedad, Cuanajo, Zacán, Tócuaro, Tzintzuntzan, Santa Cruz, Boca de la Cañada, Macho de Agua, Zirahuén, Crescencio Morales, Maruata, Cachán de Santa Cruz, Cachán de Echeverría, San Juan Nuevo, Morelia, Pátzcuaro, Cocucho, Tzirio, Uruapan, San Miguel Nocutzepo, San Felipe de los Herreros, Paracho y Pichátaro.

Mayormente los rebozos son elaborados por las mujeres, sin embargo, también hay hombres que realizan esta labor y han sido ganadores en los concursos en esta rama.

Michoacán es una de las últimas entidades en el país en conservar la tradición del rebozo, dignificando el proceso de los artesanos que se dedican a tejer esta prenda. Algunos otros estados de la República Mexicana que conservan esta tradición rebocera son San Luis Potosí, Estado de México y Guanajuato.

Países que nos están viendo