Música Personajes

Deja de sonar la acordeona…

Celso Piña, “El rebelde del acordeón”, falleció la tarde de ayer miércoles, a los 66 años de edad

Texto: Luis Felipe Hernández Beltrán

Celso Piña fue uno de esos pocos músicos que revolucionaron la música en todo el mundo.

Su acordeón y oído musical fueron más que suficientes para revolver los ritmos colombianos del ballenato y la cumbia con los mexicanos de la banda norteña y hasta influencias chicanas como el ska, el rap y el hip hop. Razón por la que fue conocido como “El rebelde del acordeón”.

Quizá por eso, a pesar de haber iniciado profesional y mediáticamente a los 30 años, una edad “ya grande” y poco común para que un músico se dé a conocer, lo mismo gustó a niños, jóvenes, adultos y ancianos, quienes se veían obligados a bailar con el simple hecho de escuchar “la acordeona” en las manos de Celso.

Así como fusionó ritmos musicales, también fusionó clases sociales, ricos y pobres se mezclaban entre sí. Ese detalle fue visto por el escritor Carlos Monsiváis quien bautizó a Piña como “El acordeonista de Hamelín”, en alusión al cuento alemán El flautista de Hamelin de los Hermanos Grimm.

Nacido en Monterrey, Nuevo León, el 6 de abril de 1953, Celso Piña grabó 27 discos, algunos de ellos recopilaciones de éxitos, y otros más, tributos que le hicieron otros artistas como Rubén Albarrán, Julieta Venegas y José Guadalupe “Lupe” Esparza.

Su ocurrencia de haberle puesto un nuevo toque al ballenato y a la cumbia, fue más que suficiente para que colombianos en México, entre ellos el premio Nobel de Literatura 1982, Gabriel García Márquez, lo reconocieran y lo idolatraran. Bien es sabido que el Gabo, aparte de tener y escuchar todos los discos del acordeonista, acudió a Monterrey (sin precisar la fecha) únicamente para presenciar un concierto de Piña y según testigos, apenas se escucharon los acordes de la primera melodía, el autor de Cien años de soledad, que lucía traje y corbata, no paró de bailar.

En 2002, el álbum Mundo Colombia, que registró altas ventas en Estados Unidos, le valió la nominación al Premio Grammy en las categorías de Mejor Álbum Tropical y Mejor Nuevo Artista.

El cineasta Guillermo González Iñárritu eligió el éxito “Cumbia sobre el río” para que formara parte del soundtrack de la película Babel, filmada en 2006 y que tuvo como protagonistas a Brad Pitt, Cate Blanchett, Gael García Bernal y Adriana Barraza.

En 2012, la televisora del Instituto Politécnico Nacional, el Canal Once, le produjo el documental El rebelde del acordeón, que recibió el premio de Mejor Largometraje Documental Mexicano del Festival Internacional de Cine de Monterrey, Nuevo León.

Esa vida de rebeldía que se movía al ritmo del acordeón, se detuvo por completo la tarde de ayer, miércoles 21 de agosto de 2019, a consecuencia de un paro cardiaco en un hospital de su natal Monterrey, Nuevo León, según confirmaron a través de un comunicado y redes sociales trabajadores de Tuna Récords, la disquera que Piña fundó y dirigió.

Pero mientras Celso descansa en paz, la acordeona no dejará de sonar…

Comentar

Comente

Países que nos están viendo