Cultura Literatura

Publican libro para prevenir consumo de metanfetaminas

El secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, presentó el libro Metanfetaminas. Lo que los padres deben saber

publican-30-junio-09
José Ángel Córdova Villalobos y Kena Moreno

En la actualidad se vive una cultura de permisividad donde el uso y abuso de sustancias adictivas legales como el alcohol y el tabaco no provocan sorpresa alguna, e incluso se inducen en el seno familiar, ante ello, es necesario aplicar un marketing social que induzca cambios de comportamiento, sobre todo entre los jóvenes, para inhibir su consumo, aseguró el secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos.

Al presentar el libro Metanfetaminas. Lo que los padres deben saber, editado por los Centros de Integración Juvenil (CIJ), el titular de Salud afirmó que este comportamiento es, en parte, resultado de la publicidad que induce al consumo irracional de sustancias adictivas, por lo que debe ejercerse un marketing social que incida en la adopción de conductas saludables y en la utilización adecuada de los servicios de salud.

Hizo hincapié en la necesidad de la utilización de esta estrategia, la cual ha demostrado ser una herramienta eficaz, como sucedió con la emergencia sanitaria del virus A H1N1, en donde, debido a la participación de los medios de información, se lograron cambios de conducta de la sociedad mexicana hacia estilos saludables, lo que permitió contener la amenaza que significaba esta epidemia.

Otra de las herramientas, añadió, es este libro, el cual es un instrumento dirigido a los diferentes grupos involucrados, como los padres de familia, quienes tienen la responsabilidad de educar y conducir a las nuevas generaciones por un camino libre de drogas.

El secretario Córdova Villalobos precisó que la salud tiene entre sus principales retos ampliar el alcance de la prevención y ayudar a la población a enfrentarse con sus propias circunstancias, sin embargo, se requiere la acción social y no sólo la atención médica.

Añadió que no es suficiente con aumentar la esperanza de vida, sino debe ser con calidad, pero para ello se necesita intensificar las acciones de educación, información y persuasión de la población, además de modificar el medio ambiente y adecuar las condiciones en las que vive la persona para tener mayor calidad de vida y bienestar.

A su vez, el presidente del Patronato de los Centros de Integración Juvenil, Jesús Kumate Rodríguez, señaló que las metanfetaminas son las drogas del siglo XXI porque las estructuras químicas de las demás drogas como la morfina, cocaína e inhalables no tienen tanta variabilidad como las primeras, que ante la posibilidad de síntesis química tiene diferentes efectos, no obstante, con graves consecuencias para los consumidores.

Al respecto, la directora general de los CIJ, Carmen Fernández Cáceres, dio a conocer que las metanfetaminas causan graves daños a la salud, al provocar trastornos mentales, deshidratación grave, aumento de temperatura hasta más de 40 grados y de frecuencia cardiaca, al grado de poner en riesgo la vida del usuario.

Detalló que también causan irritabilidad, agresividad, ansiedad, paranoia, pérdida de memoria, alteración del estado de ánimo, psicosis e ideas suicidas.

Indicó que estos temas se abordan en esta obra, la cual también contiene medidas de prevención y de detección oportuna por parte de los padres, por ejemplo, los cambios de comportamiento, además de recomendaciones como la realización de la prueba de orina para confirmar o descartar que es consumidor.

Añadió que los factores de riesgo para su consumo tienen que ver con la disponibilidad, la invitación de los amigos a su consumo y falta de vinculación familiar, que se exacerba en contextos de violencia intrafamiliar.

Revista Protocolo

Países que nos están viendo