Cultura

Se estrena El balcón de Golda

El balcón de Golda, basado en la vida de quien fuera primera ministra israelí, se estrenará el lunes 6 de febrero en el Teatro Ofelia, después de varios años de éxito en Estados Unidos.

Escrita por el dramaturgo estadounidense William Gibson, la pieza teatral que habla de Golda Meir, considerada una de las mujeres más importantes del siglo XX, será interpretada en México por la actriz Fanny Sarfati, bajo la dirección de Nathan Grinberg.

Durante la rueda de prensa en la que se anunció el montaje, Grinberg afirmó que la vida de esta mujer que pugnó por la creación del Estado de Israel, lleva un mensaje de paz, pues a pesar de que la historia la ha mostrado como una estadista de mano dura, sus acciones fueron siempre en bien de la humanidad.

«Ella no está pensando en la redención del pueblo judío, claro que siendo ministra de Israel quiere un Estado y un territorio porque dos mil años de espera hacen justo su objetivo, pero independientemente de eso, en realidad lo que a Golda le importa es la redención de la raza humana», aseguró.

El director de teatro aclaró que aun cuando se pueda pensar que la obra es muy localista y se sitúa en la década de los setenta, relata la vida de una mujer que cambió la historia y la geografía del mundo, por lo que se trata de una pieza humanista.

«Ésa es la grandeza de este montaje, que independientemente de que habla de Golda Meir o del pueblo judío, la historia está en el contexto de este personaje, pero no significa que sea sólo para los judíos. Cualquiera puede verla y escucharla por los ideales de esta mujer», aseveró.

Para montar en México El balcón de Golda, tanto la actriz como el propio director se documentaron sobre la vida de la estadista que luchó por la creación del Estado de Israel (1948), conocieron sus pensamientos, sueños y su peculiar manera de hacer política.

«La obra permite ver la otra cara de una mujer que la historia pinta como una estadista dura, intransigente, pero que en realidad tiene muchas facetas; el público podrá ver parte de su historia personal, porque hay regresos al pasado, donde podemos ver a una Golda joven, a una Golda enamorada, niña, que pocas veces se conoce», abundó Grinberg.

El balcón de Golda muestra a la lideresa política en su relación con dirigentes mundiales, como Moshe Dayn, Henry Kissinger, el rey Abdula y Ben Gurión. El punto de partida es una llamada telefónica que Meir recibe de uno de sus generales, quien le avisa que Israel está siendo atacado desde cinco puntos distintos.

La actriz Fanny Sarfati aseguró que hacer un monólogo es un gran reto y más cuando se trata de una mujer tan importante en la escena mundial del siglo XX. Añadió que le significa un gran aprendizaje, una reflexión y una necesidad de hablar de la paz universal, que es el mensaje principal de la obra.

«En varios momentos del montaje, Golda asegura: ‘nunca quisimos guerra, siempre estuvimos suplicando por la paz’, lo que nos muestra la actualidad del tema y del pensamiento de Golda; parece que no hemos aprendido mucho de la historia y de la humanidad, en la obra apostamos por la sutileza, no queríamos una caricatura de la primera ex ministra», dijo.

La actriz que ha participado en montajes como Rosa de dos aromas, Las criadas y Las tentaciones de María Egipciaca, dijo que la obra de William Gibson, permite conocer la parte personal de la estadista, que tenía poder pero también era madre, esposa e hija, además de que contiene sus ideales más profundos y sus compromisos.

El balcón de Golda maneja el drama y el humor, es un retrato de la pasión de una mujer que cambió la geografía mundial en un momento en que la paz se tambaleaba por la Guerra Fría. A través de sus recuerdos, se le muestra al espectador una parte de la historia mundial, al mismo tiempo que una mirada al interior de Golda Meir.

La puesta en escena tendrá funciones todos los lunes, a partir del 6 de febrero. Actúa Fanny Sarfati y dirige Nathán Grinberg.

Revista Protocolo

Países que nos están viendo