Universidades

Ciudad Flotante Universitaria

Estudiantes de la UNAM, triunfan en el Concurso Internacional de Ingeniería Civil; gracias a este logro, en junio participarán en el certamen nacional donde enfrentarán a universidades de EEUU, China y Canadá

Revista Protocolo

Estudiantes de la Facultad de Ingeniería (FI) de la Universidad Nacional Autónoma de México obtuvieron el primer lugar general del Blue Sky Competition Contest, en la sección Texas-México, con su propuesta de una ciudad flotante, construida en medio del océano y completamente sustentable, y con ello aseguraron su pase al Concurso Nacional de Estados Unidos.

El objetivo del certamen es atender los retos de la ingeniería civil del siglo XXI, como el empleo de energías renovables y disminución del impacto ambiental. La UNAM fue la única universidad que fabricó y probó previamente su prototipo, en el Laboratorio de Hidráulica de la FI.

El equipo de la carrera de ingeniería civil enfrentó a 18 instituciones de educación superior, tres de ellas mexicanas y el resto estadounidenses.

Este primer lugar general, que lograron tras ganar el primero en las categorías de Oral Presentation y Written Proposal; el segundo lugar del rubro Student Paper Presentation Competition y el tercero en el área de Graphic Marketing, les aseguró el pase para el concurso nacional de EEUU, en Melbourne, Florida, del 6 al 9 de junio de 2019.

“Representaremos a nuestro país en la sección Texas-México, que es nuestra conferencia. Enfrentaremos a universidades de Estados Unidos, China y Canadá”, indicó el presidente del capítulo estudiantil de la ASCE (American Society of Civil Engineers) en la FI, Carlos Alberto Ibarra Cantú. La competencia se realizó en el marco del Texas-Mexico Student Symposium, de la ASCE.

Para el encuentro, el equipo puma presentó una propuesta de ciudad flotante. “Evaluamos varias ideas, pero decidimos que esta enfrentaría el reto de ser construida en medio del océano y ser sustentable, además de tener un buen nivel de desarrollo. Para ello son necesarios planes de uso de energía, producción de alimentos, purificación de agua y sistemas de reciclaje para que no se produzcan desechos”, aseguró Ibarra Cantú.

El caso no fue hacer un diseño detallado, sino plantear soluciones y alternativas que hicieran posible el funcionamiento de esa urbe, aclaró. “Es una especie de utopía que permite a los alumnos expresar sus ideas y presentarlas en forma de propuestas. También permite romper la linealidad del pensamiento.”

Los jóvenes planearon que la metrópoli fuera modular. Durante el certamen, y aprovechando que en el congreso también se realiza la competencia de canoas de concreto, el equipo pudo llevar los módulos a escala 1 a 2500 y ensamblar la ciudad.

El modelo se probó previamente en el Laboratorio de Hidráulica de la Facultad, en el tanque de simulación de olas. “Mostramos que funciona y cómo se comporta ante el oleaje. Eso gustó bastante, pues fuimos la única universidad que fabricó y probó el prototipo de su propuesta”, comentó, no sin antes comprometerse a mejorar la propuesta para el certamen nacional de EEUU.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo