Universidades

Cumple 85 años la ENCB, pionera en el campo de la biología

El director general del IPN, Mario Alberto Rodríguez Casas, aseguró que en el Instituto con el programa de austeridad se rediseñará la estructura central

Revista Protocolo

El director general del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Mario Alberto Rodríguez Casas, dio inicio a los festejos por el 85 aniversario de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB), pionera en México y el mundo en muchos campos de la biología, semillero de generaciones de expertos, y orgullo de los politécnicos por su calidad y excelencia académica.

El titular del IPN afirmó que esta escuela ha dado a México numerosos premios y reconocimientos, entre los que destacan un Príncipe de Asturias, 14 premios nacionales de Ciencias, seis premios nacionales de la Academia Mexicana de Ciencias y muchos otros. “Aquí se conformaron los primeros grupos de investigación en alimentos, biotecnología, inmunoquímica del DNA, microbiología y de la biología aplicada al estudio del impacto ambiental”, aseguró Rodríguez Casas.

Señaló que una mención especial merece el logro de altos niveles de calidad de la ENCB. “Todos los programas de nivel superior están avalados por organismos acreditadores externos reconocidos por el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior. También, los posgrados, todos, han sido acreditados por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. Pocas instituciones pueden presumir de tal éxito.”

Informó que desde la Dirección General del IPN se impulsan proyectos fundamentales y estratégicos, entre los que destacan: El rediseño de los programas académicos en el marco de la Educación 4.0, necesaria para una sociedad e industria 4.0; la identificación y puesta en marcha de nuevas opciones de formación; el impulso a los programas de mejoramiento de las condiciones laborales del personal docente y de apoyo y asistencia a la educación; la mejora de nuestra infraestructura con el programa de mantenimiento de equipo de laboratorio e instalaciones; la operación del nuevo sistema de administración escolar para dar certeza a las trayectorias escolares y atender el crecimiento de la matrícula institucional, además de la conclusión en el primer trimestre de 2019, de la reconstrucción de los edificios dañados por los sismos.

Recordó que en las aulas de la ENCB recibió su formación desde licenciatura al doctorado, la oportunidad de combinar la docencia y la investigación, hasta conducir el destino de esta extraordinaria comunidad. “Soy hechura de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas y politécnico de corazón”, aseveró.

Finalmente, Rodríguez Casas enfatizó: “Concibo el 85 aniversario de Ciencias Biológicas como un compromiso de renovación y fortalecimiento de nuestras funciones sustantivas, y como una oportunidad para acrecentar los resultados e impactos de nuestro quehacer.”

En tanto, Gonzalo Trujillo Chávez, director de la ENCB, expresó que esta celebración permite la oportunidad de reconocer a hombres y mujeres que han dejado huella en esta escuela, incluso algunos han cumplido su sueño de dirigir y hacer crecer a “nuestra alma máter y hoy nos toca rendirles reconocimiento por su labor desarrollada y por eso serán parte de las páginas de oro de esta escuela”.

Asimismo, destacó la participación de los alumnos, docentes, investigadores y personal administrativo de la ENCB, quienes son parte del impulso para seguir avanzando como institución líder en el país.

En el marco de la ceremonia, Rodríguez Casas develó en el muro de honor con letras doradas los nombres de los egresados de la escuela que han sido directores generales del IPN y del premio Nacional de Ciencias, Juan Padierna Olivos.

Países que nos están viendo