Universidades

Firman convenio SEP y AMC para capacitar a docentes

El convenio contribuirá en la formación de los maestros y estudiantes en el campo de las matemáticas, física, química, geografía y biología

AFRC

Los doctores Carlos Bosch, Salvador Jara, Jaime Urrutia y Mario Chávez, durante la firma de Convenio de Colaboración. Foto: AMC/Noemí Rodríguez
Los doctores Carlos Bosch, Salvador Jara, Jaime Urrutia y Mario Chávez, durante la firma de Convenio de Colaboración. Foto: AMC/Noemí Rodríguez

Docentes de la licenciatura en educación secundaria en el campo de las matemáticas, física, química, geografía y biología, podrán capacitarse con cursos curriculares y extracurriculares gracias a un convenio de colaboración que fue firmado recientemente entre la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) y la Secretaria de Educación Pública (SEP).

El acuerdo fue signado por el presidente de la AMC, Jaime Urrutia Fucugauchi, y el subsecretario de Educación Superior de la SEP, Salvador Jara, con la presencia de Carlos Bosch Giral, coordinador académico del programa La Ciencia en tu Escuela (LCE) de la AMC, y el director general de Educación Superior para Profesionales de la Educación (DGESPE-SEP), Mario Chávez, también signatarios del convenio.

En el acto celebrado en la Unidad de Seminarios en la sede de la AMC, Jaime Urrutia Fucugauchi recordó que LCE es uno de los programas más exitosos que implementó la Academia en el año 2002 y que en este tiempo ha crecido en alcance con resultados muy buenos, llegando cada vez a un mayor número de maestros, incluyendo profesores de escuelas privadas.

Agregó que luego se implementó LCE a distancia utilizando los medios digitales, “era el camino que había que tomar si se quería tener un mayor impacto. El siguiente paso ahora es bastante claro y es llegar a los maestros que se están formando en las normales y para ello lo que sigue es coordinar todos los esfuerzos con la SEP”.

Mencionó que en este contexto los retos son muy grandes, porque los resultados que el país tiene (en las evaluaciones) en física, matemáticas y en todas las ciencias no son los que debería tener y si a esto se le añade el número de escuelas, de estudiantes y maestros que hay, el reto es mayor.

“Tenemos más de 34 millones de niños y jóvenes estudiantes… no es algo que la Academia pueda tomar (directamente); de hecho, apreciamos y valoramos a la SEP, en la forma en que está emprendiendo esta reforma, poniendo como centro a las escuelas, a los maestros, a las normales, creo que es el camino que debemos tener para lograr resultados en los próximos años, el esfuerzo tiene que ser compartido, y en la Academia nos da mucho gusto el sumar este esfuerzo, aún modesto, para estar integrados al plan.”

Destacó que estas acciones forman parte de los programas estratégicos que la SEP ha implementado, teniendo a la enseñanza de las ciencias en un primer plano y que vaya a los maestros que se estén preparando, pues en ellos es donde la inversión es más importante para construir hacia el futuro.

Por su parte, el subsecretario de Educación Superior de la SEP señaló que su relación con la AMC tiene una larga historia, ya que él fue el iniciador del programa La Ciencia en tu Escuela en Morelia, “y aunque nunca pudimos hacer una evaluación de los maestros que asistían a este programa de la Academia, sí pudimos publicar diversos trabajos acerca de la formación de los maestros en lo que se refiere a las matemáticas y a la física, en los que destacó el hecho de que los maestros tenían errores conceptuales y que los transmitían a los niños”.

Sostuvo que junto con el Comité Nacional de Productividad se está trabajando en un diagnóstico para saber cuál es la formación que se da en las escuelas normales y en las escuelas de educación superior, “tomamos en cuenta lo que diversas agencias internacionales señalan como necesario para ser exitoso en el trabajo: saber cosas, saber hacer cosas (utilizar la computadora, por ejemplo) y tener habilidades sociales que permitan la discusión de ideas y el trabajo en equipo. En este sentido, al evaluar a los egresados, tanto de escuelas de educación superior como de escuelas normalistas, pudimos identificar que no desarrollaron lo suficiente las dos últimas competencias”.

Entonces, tenemos que fomentar en las escuelas normales este tipo de competencias, porque si no los maestros no van a poder trabajar con los niños y a su vez no podrán lograr que los estudiantes puedan trabajar en conjunto y discutir sus ideas. “Por ello estamos contentos con la firma de este convenio que, sin duda, contribuirá en la formación de los maestros y de los estudiantes”.

Revista Protocolo

Países que nos están viendo