Deportes

¡Diablos, ganó La France!

Francia vuelve a ser finalista después de 12 años. El cabezazo de Umtiti condenó a Bélgica en un duelo muy disputado

Revista Protocolo

Un remate de cabeza de Samuel Umtiti contra Bélgica en el estadio de San Petersburgo metió a Francia en la final de la Copa Mundial de la FIFA por tercera vez en los últimos 20 años.

Ambas selecciones tuvieron varias ocasiones de gol en la primera mitad, pero las espléndidas intervenciones de los arqueros, el francés Hugo Lloris y el belga Thibaut Courtois, que desbarataron los remates del “diablo rojo” Toby Alderweireld y del galo Benjamin Pavard, evitaron que el marcador se moviera antes del descanso.

Los defensores habían sido los protagonistas de las mejores ocasiones del partido, por lo que resultó incluso lógico que fuera un central quien desnivelara la balanza. Después de que Raphaël Varane se erigiera en el héroe contra Uruguay en cuartos de final, esta vez el turno fue para Umtiti. El defensa francés se deshizo de su marcador y cabeceó al fondo del arco defendido por Thibaut Courtois, un saque de esquina botado por Antoine Griezmann.

Con esta ventaja, Francia cerró filas y sofocó cualquier intento de los “diablos rojos” por jugar entre líneas en la zona de ataque. Los hombres del director técnico Didier Deschamps fueron agotando los minutos, al tiempo que buscaban salir a la contra, hasta que certificaron su presencia en la final de Rusia 2018.

Países que nos están viendo