Deportes

Estadios deportivos: Detonantes del mercado inmobiliario

Para que sea exitoso, debe impulsar zonas de servicios e inmobiliarios para antes y después de un juego o concierto

Revista Protocolo

Ciudad de México, 24 de enero del 2020.— Newmark Knight Frank (NKF) realizó un estudio en Estados Unidos, sobre el impacto que tienen los estadios y arenas en sus entornos y en el que destaca la tendencia que tienen para impulsar los mercados inmobiliarios comercial, turístico, de servicios y hasta habitacional.

Para México, que se está preparando con tres de los 22 estadios con los que cuenta para dar respuesta a la demanda que surgirá con el Mundial de Futbol 2026 y que por primera ocasión se compartirá con Estados Unidos y Canadá, las tendencias son de relevancia por las implicaciones que tiene la construcción de un inmueble de estas características.

El estudio de NKF señala que los clubes tienen una historia de creación de instalaciones deportivas desde cero. Las infraestructuras se construyen donde la tierra está disponible, que por lo general no es en las áreas ya activadas de la ciudad, sino en zonas poco utilizadas, con escasos conductores de demanda para provocar la revitalización orgánica; a veces, en un lugar suburbano.

Las tendencias apuntan a la construcción de estadios siguiendo el patrón establecido por los residentes, y están migrando al centro de la ciudad. Esta condición se da dependiendo de los intereses, enfoque y necesidades que se presenten, partiendo de un proyecto consolidador, revitalizador o detonador.

Como resultado, los desarrolladores compiten por identificar las propiedades o tierra disponibles para crear destinos de entretenimiento para antes y después de juegos y conciertos. Sin embargo, el nuevo desarrollo tarda años en fructificar, a menos que forme parte de un sitio con un plan maestro determinado.

“Un estadio, para que sea exitoso, debe impulsar zonas de servicios como hoteles, restaurantes y centros comerciales y de entretenimiento para antes y después del juego, así como inmuebles habitacionales a poca distancia”, señaló Pedro Delgado Beltrán, director de Hospitality de NKF.

Además, un estadio habla por sí mismo de la evolución y desempeño de un club deportivo, aportando positivamente al posicionamiento e imagen de una ciudad o incluso un país. Si a esto se le añade valor con el diseño arquitectónico, tecnología, versatilidad de usos, etc., el impacto es mayor.

“Los encuentros deportivos, espectáculos artísticos o conciertos y las instalaciones mismas, constituyen una experiencia adicional dentro de la oferta de atractivos y actividades que ofrecen los destinos, generando flujos de aficionados o fans a determinadas zonas de la ciudad, presentándose oportunidades para el establecimiento de una nueva oferta complementaria de entretenimiento, diversión y recreación, acompañando restaurantes, clubes nocturnos, entre otros, y aportando una mayor derrama económica en la ciudad”, apuntó Delgado Beltrán.

El caso del nuevo estadio del Club Cruz Azul, cuya sede será en Tlalnepantla, Estado de México, tiene, según sus diseñadores, el objetivo de crear otras propuestas de reactivación y transporte público, buscar soluciones de movilidad y atractivo, aunque tiene cerca al tren suburbano.

De acuerdo con el estudio de NKF, los desarrollos de usos mixtos en torno a instalaciones deportivas son cada vez más populares y México debe aprovechar esta tendencia para estar listo para el evento deportivo más popular en el mundo.

Los nuevos estadios ofrecen la oportunidad de rejuvenecer inmuebles subutilizados. Para los propietarios de instalaciones actuales, esto puede dar lugar a un aumento de los valores, especialmente si se complementa con un proyecto de uso mixto.

“Contar con oficinas cercanas e inquilinos que buscan ser parte de un nuevo desarrollo con amenidades, por lo general, serán oportunidades que no se deben rechazar, pero una gran parte del éxito de cualquier proyecto impulsado por el deporte descansará en su capacidad para complementar los desarrollos existentes y futuros, para formar parte de un entorno de oficina, residencial y comercial planificado y activo”, puntualizó el director de Hospitality de NKF.

Actualmente 17 estadios están en etapa de construcción o recién inaugurados en México y uno será el primero eSports, dentro de la industria de videojuegos y se construye en Plaza Arts Pedregal de la Ciudad de México.

Países que nos están viendo