Deportes

Fórmula Uno. La velocidad suprema

En Asia está su porvenir

Mercedes-Benz SLR “Stirling Moss”

Singapur.— A mil por hora o aún mucho más despacio se ve, se siente, la magnificencia del sudeste asiático porque de plano es deslumbrante. Un tour por Tailandia, Vietnam, Malasia y este Singapur, lo hacen evidente. Es bello, interesante, y sí, también exótico. Pero cuando se habla de lujo, ha de confesarse, es un portento.

Estos países maravillosos, bien llenos de sorpresas, no son más que una probadita de lo que pesa el —de verdad— viejo continente, que más asombra entre más se lo conoce. Ya que entre otra de sus peculiaridades parece ser infinito. Comienza donde termina el occidente y para cubrirlo, hay que empezar por orientarse.

Las Mil y Una Noches nacieron de las dulces mentiras de amor de Sherezada. Es decir de quienes conocen, que el paraíso terrenal pudo haber estado en el Medio Oriente, por allí por la Mesopotamia; aunque no sea algo que se pueda demostrar con facilidad.

El universo, se presume, que haya dado inicio en un arranque de amor entre las deidades de la India. Pero mientras se determina qué es mito y que es realidad, nadie discute la primacía de China como cosa cultural; Marco Polo con sus sueños guajiros lo quiso patentar. Y falta hablar de la Rusia de todas la Rusias, que como se puede figurar, hace que esto no tenga límites. No se mide.

En el aquí y el ahora. Lo que se conocía como el mundo, se debate por la llegada de una nueva crisis material ¿Se habrá preguntado por qué nada más protagonizan en tal conflictiva Europa y los Estados Unidos de Norteamérica? ¿No será la prueba de que hay que voltear a otro lado para resurgir?

Hablemos entonces de nuestro deporte sobre las cuatro ruedas que ya tiene su par de décadas marchando hacia allá y que ha acelerado el paso en los recientes diez años. Hay una razón… Bernard Ecclestone, El Supremo del automovilismo deportivo, lo comprendió mejor que otros. La tendencia la marcaba el simple mirar hacia dónde se necesitaban más y mejores coches. Su fino olfato nada más siguió el Feeling mercadológico de la industria del automóvil y hacia allá marchó.

Ya no es en los estacionamientos cercanos a las playas del mar Mediterráneo, ni acaso en los resorts de los EUA donde se pasean los autos más excéntricos y valiosos. El desfile hoy de: Ferrari, Lamborghini, McLaren, Bugati, Aston Martin, Bentley o Rolls Royce se ha mudado al Asia.

Sea en San Petersburgo o en Abu Dabi; Bombay o Hong Kong; por Kuala Lumpur o por Pekín. Hacia el este es que jala el imán marcando a una sola noción: el futuro que ya llegó.

Ángelo della Corsa / renco press

http://www.topformula1.net
http://www.topformula1.net/Blinker_Gp_%20Italia.html

Mercedes: www.publicalpha.com
Ferrari, Bugati y Alfa Romeo: www.topspeed.com

Revista Protocolo

Ferrari “458 Italia Spider”
Bugati “Veiron”
Alfa Romeo “GTA”

Un comentario

Comente

Países que nos están viendo