Deportes

La atajada del siglo, ya es de oro

Este domingo 7 de junio se cumplen 50 años de la hazaña del portero inglés Gordon Banks cuando realizó el histórico desvío de un gol cantado de Pelé en el Mundial México 1970

Luis Felipe Hernández Beltrán

Ciudad de México, 5 de junio de 2020.— Desde que se realizó aquel sorteo para definir los grupos del Mundial México 1970, causó morbo el Grupo 3, ya que además de Checoslovaquia y Rumania, estarían las dos últimas selecciones, hasta ese entonces, campeonas de los últimos mundiales: Brasil, en Suecia 1958, y Chile 1962; mientras que Inglaterra hizo lo propio en el Mundial en que fue anfitrión en 1966.

Así pues, los ojos de los millones de fanáticos al balompié de todo el mundo, estaban puestos el 7 de junio de 1970 en el Estadio Jalisco, donde ambos se enfrentarían.

El gran día llegó y ante un lleno impresionante que registró el Estadio Jalisco, Brasil, dirigido por Mario “Lobo” Zagallo, salíó al campo con sus estrellas Félix en la portería, seguido del capitán Carlos Alberto, Brito, Wilson Piazza, Everaldo, Clodoaldo, Tostao, Rivelino, Paulo César, Jairzinho y la estrella Pelé. Alf Ramsey, director técnico de Inglaterra, alineó al portero Gordon Banks, el capitán Bobby Moore, Terry Cooper, Brian Labone, Tommy Wright, Alan Mullery, Alan Ball, Francis Lee, Geoff Hurst, Martin Peters y el crack inglés Bobby Charlton.

Corría el minuto 10 del primer tiempo y Pelé, tras recibir un centro de Jairzinho, disparó el balón potentemente con la cabeza lo que parecía un gol seguro que los brasileños en la tribuna ya cantaban, pero no contaban con la astucia del portero inglés Banks, quien se convirtió en una muralla y con las manos desvió el esférico.

El gol anotado por Jairzinho al minuto 56 con el que Brasil triunfa uno a cero, fue opacado por aquella jugada, de las pocas falladas por Pelé en su historia y con la que Banks se encumbró y consagró como ídolo en Inglaterra y uno de los mejores porteros del mundo.

La “atajada del siglo”, como se le conoció a aquel suceso, ha sido comentada y analizada a través de los años, sin que hasta la fecha, ningún guardameta realice una hazaña similar, al menos en un Mundial de Futbol, como lo hizo Banks en aquel mítico México 1970.

Al regreso a Inglaterra, tras haber sido eliminados en la ronda de cuartos de final contra Alemania en la justa mundialista de tierras mexicanas, la reina Isabel II le dio a Gordon Banks la Orden del Imperio Británico.

Ya retirados, Pelé y Banks, a quienes los unió una entrañable amistad, se reunían frecuentemente para recordar aquel pasaje histórico del futbol mundial. El astro brasileño lloró la muerte de su amigo y verdugo de su gol, el 12 de febrero de 2019 cuando Gordon se convirtió en leyenda. “La goalkeeping (como se le conoce al conjunto de jugadas que realiza un portero) ha cambiado mucho desde que Gordon y yo jugamos. Pero si estuviera jugando hoy, seguiría siendo uno de los mejores. Descansa en paz, amigo”, recordó Pelé en aquella ocasión.

Así, México 1970 tuvo en la “atajada del siglo”, uno de los capítulos más importantes de la historia del futbol mundial que este fin de semana celebrará su aniversario de oro, tan dorado como lo escribieron Pelé y Gordon Banks hace 50 años.

Países que nos están viendo