Deportes

Mexicano por hazaña imposible

Carlos Acosta, triple corona de natación en aguas abiertas 2018, será el primer mexicano en efectuar un cruce doble del canal de la Mancha, con 30 horas estimadas de tiempo de nado a 17-18 grados de temperatura

Revista Protocolo

Ciudad de México, 4 de septiembre de 2020.— Carlos Acosta, arquitecto e interiorista desde hace poco más de 25 años y nadador de aguas abiertas desde hace diez, anunció que entre el 9 y 14 de septiembre será el primer mexicano en efectuar un cruce doble, de ida y vuelta, del canal de la Mancha, franja de mar que separa Inglaterra de Francia, una zona que ha jugado un papel importante en la historia desde hace miles de años siendo la ruta marítima más transitada del mundo y la prueba de natación más icónica.

A pesar de que la distancia más angosta del canal es de poco más de 33 kilómetros, las fuertes corrientes afectan a cualquier nadador que intenta cruzarlo y hacen su travesía más larga. Cada seis horas cambia el sentido de la marea que corre a lo largo del canal (perpendicular al nadador) por lo que es imposible nadarlo en línea recta y los cruces se convierten en una travesía de aproximadamente 44 kilómetros, o más.

Para Carlos, de 47 años, la idea de intentar cruzar el canal de la Mancha se fue gestando entre agosto y noviembre de 2013 mientras asistía a terapia por una lesión del hombro izquierdo debido a una caída en bicicleta. Durante ese tiempo investigó sobre esta zona y lo que representa cruzarla. “Comencé leyendo con admiración sobre quienes lo han hecho y acabé preguntándome si sería capaz de lograrlo”, menciona Carlos.

En 2014, Carlos se dio a la tarea de buscar un entrenador para semejante meta, encontrando a Nora Toledano, quien lo acompañó en su primer intento por el cruce en agosto de 2016; el canal de Catalina en 2017 y la vuelta a la isla de Manhattan en 2018, lo que lo llevó a convertirse en la 185 persona del mundo en conquistar la Triple Corona de la Natación en Aguas Abiertasen ese último año.

Nadar el canal de la Mancha implica no solo mucho entrenamiento, es necesaria una preparación física y mental para soportar el frío del agua, las posibles condiciones “difíciles” que se presentarán: viento, oleaje, corrientes, etc., por más fuerte, rápido y capaz que sea el nadador, es prácticamente imposible lograrlo. La hipotermia es un efecto inevitable que no puede contrarrestarse una vez que empieza a suceder, a menos que el cuerpo se retire del ambiente que la está causando. Una hipotermia grave implica sacar del agua al nadador para evitar el riesgo de que fallezca de frío o ahogamiento por pérdida del conocimiento.

Esta hazaña contempla 30 horas estimadas de tiempo de nado entre 17 y 18 grados de temperatura para Carlos, quien contará a lo largo de su traslado de un equipo de apoyo.

“Con lo poco que falta, me mentalizo en que ahí estaré y quiero visualizar que llego a Francia nadando, me detengo unos pocos minutos en la playa y vuelvo al mar para nadar de regreso… y visualizarme entonces llegando de regreso a Inglaterra, muchas horas después, seguramente exhausto, con frío pero con una voluntad entera y la energía de todos a quienes quiero, ayudándome a lograrlo”, concluye Carlos, quien se ha marcado como siguiente reto hacer nados inéditos preferiblemente en México.

Para más información respecto a este reto, visitar la página de internet: www.carlosacosta.mx

Acerca del autor

Hugo Martínez

Diseño Gráfico

Países que nos están viendo