Embajadas

Abarrotan más de 500 personas el Instituto Italiano de Cultura

A pesar de haber preparado comida italiana en abundancia para el festejo por su día nacional, resultó insuficiente ante tanta concurrencia

Texto: Luis Felipe Hernández para la Revista Protocolo Copyright©

Fotos: cortesía Elia Anel Rosas

Luigi Maccotta, embajador de Italia, con su esposa, Loredana Maccotta; Francesca Blazone, Antonio Mottola y Stefano Loi
Luigi Maccotta, embajador de Italia, con su esposa, Loredana Maccotta; Francesca Blazone, Antonio Mottola y Stefano Loi

Dicen que los ragazzos y ragazzas italianos tienen fama de ser coquetos, atrevidos y que basta con saber de su presencia, para atraer rápidamente a sus fanáticos.

La pasada fiesta nacional de Italia, celebrada en nuestro país en el Instituto Italiano de Cultura (IIC) de la Ciudad de México, logró cautivar a más de 500 personas que, literalmente, arrasaron con toda la comida, entre pastas y pizzas, al grado de que mucha gente no alcanzó lo suficiente para sentirse satisfecho.

Luigi Maccotta, embajador de Italia en nuestro país, era uno de los más contentos, no se movió del comité de recepción hasta haber saludado de mano a todos los asistentes y hasta se dio tiempo para bailar algunas piezas a ritmo de la tradicional música característica del país de la bota ibérica.

En la celebración se dejó en claro que el romanticismo y el allegro, no son solo manifestaciones culturales que Italia le ha aportado a la humanidad, sino también estilos de vida que los ítalos han adquirido para vivir y sobresalir en el mundo, y para muestra, lo sucedido en su fiesta nacional en México.

Revista Protocolo

Países que nos están viendo