Embajadas

Como en Escocia, se celebra en México la fiesta en honor a San Andrés

The Saint Andrew’s Society of México organizó el evento amenizado con música de gaitas y danzas escocesas

Texto: Luis Felipe Hernández Beltrán
Fotografías: Cortesía de Isaac Ajzen

En un hecho sin precedentes en nuestro país, The Saitn Andrew’s Society of México y la comunidad escocesa radicada en México, celebraron, recientemente, la Fiesta de San Andrés, considerada la festividad más importante para el pueblo escocés.

Hasta un salón del Club Naval Norte de la Ciudad de México llegaron invitados especiales enfundados, en su mayoría, en las distintivas faldas escocesas (kilt) y la ropa de cuadros grandes en colores rojo y verde, para disfrutar de una suculenta cena amenizada por música de gaitas a cargo de la Banda de Gaitas del Batallón de San Patricio. También se realizaron vistosas coreografías de música escocesa y hubo rifas de viajes al Reino Unido.

En los discursos protocolarios figuraron los sermones de Andrés Castro, jefe de Saint Andrew’s Society of México, y líderes religiosos escoceses.

Al acto acudió Corin Robertson, embajadora del Reino Unido en México.

La Fiesta de San Andrés, en honor al apóstol de Jesucristo, se realiza cada 30 de noviembre en Escocia debido a que en un día como ese pero a inicios del siglo I después de Cristo, sin tener precisión de un año en especial, fue crucificado en la ciudad de Patras, Grecia.

La historia de San Andrés en aquel país británico es importante porque un monje griego de nombre Régulo llevó las cenizas del personaje bíblico hasta Escocia para construirle una iglesia en su honor (actualmente la Catedral de San Andrés donde se conservan las reliquias del santo), en el mismo poblado donde posteriormente se funda la ciudad de San Andrés.

Desde que el santo ganó popularidad a inicios del siglo I en aquella zona europea, de inmediato se le dio el símbolo de una cruz blanca en forma de “X” o tache, que representa a la cruz en la que murió, ya que a diferencia de Jesús de Nazaret, que, según la historia, muere en un crucifijo en forma de “T”, las crucifixiones en Grecia y Roma se realizaban en dos palos del mismo tamaño que inclinadamente se cruzaban entre sí.

Se dice que en una batalla en el año 832 después de Cristo, entre las tribus de los pictos y los anglos, tras el triunfo de los primeros que habitaban la zona norte y central de Escocia, apareció en el cielo una enorme cruz en color blanco, por lo que se creyó que era una manifestación de San Andrés para dar el triunfo a sus creyentes.

Dado a ese pasaje de la historia de Escocia, se creó la bandera de ese país británico perteneciente al Reino Unido de la Gran Bretaña con un aspa blanca (en honor al símbolo con el que se identifica a San Andrés) sobre un color azul cielo.

Países que nos están viendo