La Danza de los Abanicos, ritual sudcoreano, número estelar del espectáculo Esperanza
Embajadas

Corea, 100 años de Esperanza

Con un espectáculo multidisciplinario en el Teatro Metropolitan, a cargo de artistas del Centro Nacional Gugak, Corea celebra en México 100 años de su independencia

Texto y fotografías: Luis Felipe Hernández Beltrán

Como parte de la promoción y mensaje de paz en 100 años de haberse convertido en un país independiente, la República de Corea siempre le ha apostado al arte y la cultura.

Por eso, para celebrar el centenario del establecimiento del Gobierno Provisional de Corea, la Embajada de la República de Corea en México, por medio del Centro Cultural Coreano de México, presentaron, recientemente, el espectáculo Esperanza en el Teatro Metropolitan de la Ciudad de México.

Un derroche de armonía y belleza fue lo que se vio en los cinco números que conformaron el espectáculo, que estuvo a cargo de los artistas del Centro Nacional Gugak, institución dedicada a la preservación y promoción de la música tradicional coreana.

El icónico ritual sudcoreano de la Danza de los Abanicos, fue el número estelar del programa, donde bailarinas ataviadas con el hanbok (tradicional traje típico sudcoreano) realizaron la formación de impactantes y coloridos mosaicos, mientras cargaban en ambas manos enormes abanicos con plumas.

Previamente a los otros actos, se presentó la muestra de diversos instrumentos musicales sudcoreanos, algunos utilizando la danza para darle más vistosidad a la escénica.

En su discurso de bienvenida, el embajador de la República de Corea en México, Sang-il Kim, remarcó que “las relaciones de México y Corea están preparando un nuevo despegue, basado en la experiencia de intercambio de estas cinco décadas, por ello, reitero mi convicción de que motivados por el cincuentenario de las relaciones diplomáticas, los gobiernos y pueblos de las dos naciones redoblarán su cooperación para llevar un futuro como socios privilegiados y llenar los próximos 50 años con prosperidad y desarrollo”.

Así, en ese marco de Esperanza, las más de tres mil personas que abarrotaron el recinto, en su mayoría mexicanos e integrantes de la comunidad sudcoreana radicada en nuestro país, disfrutaron del espectáculo.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo