Embajadas

“Encarcelan” 50 años de relaciones diplomáticas México-Jamaica

Las instalaciones de la antigua cárcel del Palacio de Lecumberri albergan exposiciones sobre las relaciones bilaterales México-Jamaica

Organizan evento inaugural con elementos culturales jamaiquinos, como ron jamaiquino, agua de jamaica y reggae

Texto y fotos: Luis Felipe Hernández Beltrán

Gabriela Aguado, Gerardo Lozano, Socorro Flores Liera, subsecretaria para América Latina y el Caribe de la SRE; Sandra Anita Grant Griffiths, embajadora de Jamaica; Yenerit Morgan, Mercedes de Vega Armijo, directora general del AGN, y una invitada al evento
Gabriela Aguado, Gerardo Lozano, Socorro Flores Liera, subsecretaria para América Latina y el Caribe de la SRE; Sandra Anita Grant Griffiths, embajadora de Jamaica; Yenerit Morgan, Mercedes de Vega Armijo, directora general del AGN, y una invitada al evento

Out of Many, One Jamaica y Documentos históricos y fotográficos sobre la relación bilateral, son los nombres de los nuevos “presos” que se encuentran recluidos en el Palacio de Lecumberri.

Del primero, su único “delito” es compartir con México fotografías de la vida social, cultural y militar de Jamaica; del segundo, es preservar y mostrar fotografías y documentos históricos de los 50 años de relaciones diplomáticas de nuestro país con la nación caribeña.

La infracción por la que se les acusa les permite recibir visitas de quienes deseen conocer más sobre la historia de los acuerdos bilaterales entre ambos países.

En calidad de “testigos”, recientemente, acudieron al acto de inaugural, Sandra Anita Grant Griffiths, embajadora de Jamaica en México; Socorro Flores Liera, subsecretaria para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), y Mercedes de Vega Armijo, directora general del Archivo General de la Nación (AGN), quienes en sus “testimonios” remarcaron la extraordinaria relación diplomática que hay entre ambos países.

Y tanta importancia tienen estos “internos”, que ocupan el lugar más especial, la zona más grande y amplia del recinto, la Cúpula del AGN. Rodeados de fotos de otros “presos” famosos que alguna vez estuvieron en ese lugar, como el pintor David Alfaro Siqueiros, los escritores Silvestre Revueltas y José Agustín, o los líderes del movimiento estudiantil de 1968.

Sin tener permiso especial alguno ni revisión minuciosa, entre quienes quisieron “certificar” el primer día de condena destacaban personal de la SRE, diplomáticos de la Embajada de Jamaica en México, integrantes de la comunidad jamaiquina en nuestro país y jóvenes estudiantes de la licenciatura en relaciones internacionales de la Universidad de Colima, quienes fueron hasta la zona de la Torre Vigía, en donde probaron bocadillos de la gastronomía jamaicana, disfrutaron de bebidas como agua de jamaica y ron jamaiquino, y bailaron a ritmo de reggae.

También acudieron y no precisamente a “declarar”, los embajadores en México de Cuba, Dagoberto Rodríguez Barrera, y de Guatemala, Arturo Romero Duarte Ortiz, así como Mark McGuiness, presidente del Club Universitario y presidente del Comité México-Jamaica del Consejo Empresarial de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce).

La sentencia de ambas exposiciones es por tiempo indefinido.

Para las “visitas”, y no precisamente conyugales, a ambas exposiciones, hay que acudir al AGN, ubicado en la esquina de Eduardo Molina y Héroe de Nacozari, de la colonia Penitenciaría, en la delegación Venustiano Carranza, a tres cuadras del metro San Lázaro y a unos pasos del metrobús Archivo General de la Nación, en un horario de 9 de la mañana a 4 de la tarde.

Revista Protocolo

Países que nos están viendo