Rabah Hadid, embajador de Argelia
Embajadas

“Hermoso día”, para celebrar el aniversario de la revolución argelina

Luce embajador Hadid en su discurso de la fiesta nacional de Argelia

Texto y fotografías: Luis Felipe Hernández Beltrán

“¡Hoy es un hermoso día!” Fue la frase con la que, en un perfecto y entendible idioma español, inició su discurso el embajador de Argelia en México, Rabah Hadid, la tarde de ayer, miércoles 7 de noviembre, en su residencia en la colonia Lomas de Chapultepec de la Ciudad de México, durante el festejo del 64 aniversario de la revolución argelina.

Lo que nunca se supo, si esa expresión era por la soleada y calurosa tarde, o por el buen y ameno ambiente generado por los casi 200 asistentes, algunos de ellos vestidos con trajes típicos de Argelia, o por la ornamentación que hacían sentir como si se estuviera en el desierto argelino, o simplemente, por todo lo anterior.

Tanta era la emoción del diplomático al decir esa oración, que al término de la misma, con todo y que era más afirmación que pregunta, muchos contestaron: “¡sí lo es!”, “¡es hermoso!”, “¡claro que sí!”, contagiando así, la alegría del embajador.

El sermón continuó haciendo las reflexiones del antes-durante-después de la revolución argelina del 1 de noviembre de 1954, hablar brevemente de las relaciones diplomáticas México-Argelia y concluir con: “Repitan después de mí: ¡Viva Argelia!” y el público correspondió de igual forma: “¡Viva Argelia!”. “¡Viva México!”, y una vez más, todos contestaron.

En ese ánimo de buen humor y camaradería generado por el embajador Hadid, los invitados disfrutaron de un suculento bufé de comida árabe.

Países que nos están viendo