Protocolo

Editorial 3W México


Suscribase
Estos países nos ven en este momento


Registre su correo para recibir nuestro boletín semanal
 
Junio 6, 2012 en la Sección Embajadas.

Muestran trajes típicos de Arabia Saudita

Share

Reflejan su identidad musulmana y árabe

Por Jacqueline Jiménez Martínez

Las invitadas tuvieron una comida agradable en compañía
de Eiman Nather y su hija Ghaida Alassiri

Eiman Nather, esposa de Hussein M. Alassiri, embajador del Reino de Arabia Saudita en México, ofreció una comida el pasado 31 de mayo en su residencia, con motivo de mostrar los trajes típicos de Arabia Saudita.

La encargada de presentar dichos trajes fue Ghaida Alassiri, hija de Eiman Nather, quien con entusiasmo dio un contexto muy completo, desde las condiciones climáticas hasta las religiosas. “Nuestros vestidos tradicionales femeninos son únicos, ya que reflejan la identidad musulmana y árabe”, dijo, y afirmó que hay tres grandes influencias que dieron forma al diseño, material y color de estos trajes: la religión, la cultura beduina nómada y el clima del país. Y precisamente fue gracias a la religión, con la introducción del Islam, que las mujeres se volvieron más conservadoras haciendo sus vestidos más largos y cubriendo su cabello completamente con el uso del hijab.

De igual forma, compartió que la jalabya es el traje tradicional de las mujeres en la Península Arábiga, cuyo término designa un vestido largo y suelto que cubre el cuerpo desde los hombros hasta los pies, con mangas largas. Su diseño depende de la región de la península arábiga, el cual se puede adaptar a ocasiones casuales y formales; el material también se ve influido por el clima de estas regiones. Hubo cinco grandes regiones históricas en el Reino de Arabia Saudita, que son: Nejd, Hijaz, Asir, la Región Oriental y la Región Norte.

Con la modernización del Reino de Arabia Saudita y la adaptación de la moda occidental, una bata ancha llamada abayah fue creada con el fin de poder usar ropa occidental por debajo de ella en lugares públicos. “La abayah se hizo muy popular en el Reino de Arabia Saudita, ya que hizo posible que las mujeres pudieran estar a la moda y al mismo tiempo siguieran los mandamientos de Dios”, aseveró Alassiri. Por lo tanto, las mujeres sauditas desde la pubertad llevan abayah y cubren el cabello con un velo. La mayoría de las mujeres prefieren el color negro porque es práctico y no es transparente, algunas de ellas eligen también cubrir sus rostros con el niqab, especialmente en la región de Nejd, el sitio de la familia real, donde la devoción a las prácticas de la religión es más evidente.

Recientemente, hay una tendencia hacia la abayah colorida, especialmente en la región oeste del Reino de Arabia Saudita (Hedjaz). Hay tres tipos de abayah: la abayah para la vida cotidiana, para ir de compras y de trabajo, la cual es muy sencilla; la abayah para ocasiones semi-formales, como visitar amigos, en la que el decorado se concentra sobre todo en el área de las mangas; y la abayah muy formal, para las bodas, que está muy decorada con hilos, perlas y cristales.

En conclusión, Ghaida Alassiri compartió que el vestido de la mujer musulmana, que consiste en el hijab y la ropa suelta, refleja la identidad de las mujeres musulmanas. “El hijab, en particular, no es sólo un trozo de tela sobre la cabeza, sino que es parte de la forma en que las mujeres musulmanas adoran a Dios, sintiéndose satisfechas de agradarle, y al mismo tiempo se sienten seguras, ya que los casos de violación se pueden contar con una sola mano”, manifestó.

“En nuestra religión, la belleza de la mujer es considerada como algo muy delicado y precioso, por lo tanto, no es para que cualquiera la vea, del mismo modo que las perlas en el mar están cubiertas por una concha. No cubrimos nuestro cuerpo y cabello porque nos avergoncemos, como se suele pensar, sino porque estamos orgullosas de lo que tenemos. Esta belleza preciosa no se utiliza para ser exhibida. Por otra parte, las mujeres musulmanas quieren ser juzgadas por sus modales, su sensibilidad y su capacidad intelectual, no sólo por su belleza física. Con orgullo y alegría, me gustaría aclarar que, como musulmanes, nosotros respetamos a todos sin importar la religión que sigan ni de qué país vengan, puesto que todos somos iguales”, finalizó.

Revista Protocolo

Eiman Nather, esposa del embajador
de Arabia Saudita
Magali Elias e Isa Zaiton Alexia Bulhosen, Nadia Simón,
Shadia Simón y Adriana Galland
Teréz Dehelanne Dorombozi, embajadora
de Hungría, y María Amparo Canto
Hyunsook Kwon y Hana Havlíková Eka Setiawan, Titi Suharyati Djafar
y Salwa Milic
José Luis Cuevas, Eiman Nather y Beatriz
del Carmen
Lala Ruk, Ayesha Ali y Marta Budavari Rachel Hickey y Helena Baeza
Leticia Hernández e Ivonne Domenge Camila Pastor, Martha Tawil y
Alejandra Gómez
Ghaida Alassiri
Baile típico de Arabia Saudita








Información relacionada:

Escriba un comentario





 

© 2014 Protocolo Foreign Affairs & Lifestyle es una publicación de 3W México. Miguel de Mendoza No. 35 Col. Merced Gómez, C.P. 01600. México Distrito Federal.
Aviso de Privacidad: Los datos personales recabados serán protegidos. Incorporados y tratados con fines estadísticos, promocionales y de mejora. La información obtenida es confidencial y es propiedad del Grupo Editorial 3wméxico (WWW MÉXICO, S.A. DE C.V.)
Tels.: (0155) 5660-1655, 5660-3533, 5660-3273, 5660-1251
Todos los derechos reservados | Políticas de Privacidad | Contáctenos | Suscripciones | RSS