El chef Álvaro Molina
Embajadas

Noche de gastronomía en la residencia de la Embajada de Colombia

Ofrece Embajada de Colombia en México recepción para disfrutar las delicias preparadas por el reconocido chef colombiano Álvaro Molina. Con la muestra gastronómica, terminan los eventos relacionados al año dual México-Colombia

Texto y fotografías: Aidé Reynoso Castro

Cálida recepción y manteles largos en la residencia de la Embajada de Colombia con Patricia Eugenia Cárdenas Santamaría, embajadora de Colombia.

Fue una cita donde a los casi 100 asistentes se les invitó a degustar la variedad de platillos, junto con la música colombiana de diferentes ritmos, que fue evidente muestra de la diversidad cultural del país sudamericano.

“Está culminando un año dual entre Colombia y México”, señaló la embajadora, quien dijo sentirse agradecida, ya que había sido un año fructífero donde se estrecharon relaciones entre las dos naciones.

Agregó que la mejor manera de cerrar el año era con la degustación de los alimentos preparados por el chef Álvaro Molina, cocinero y dueño del restaurante Casa Molina en Medellín, haciendo hincapié en que es uno de los chefs más reconocidos de Colombia, venido desde su país exclusivamente al evento.

“Espero hayan venido con bastante apetito”, fueron las primeras palabras del chef Molina explicando que la muestra gastronómica era un recorrido por todo el país colo9mbiano, señalando que los platillos variaban en preparación e ingredientes según la región, como la de la costa del Atlántico, la del Pacífico, la andina, la del Caribe, sabores que fusionaban tradiciones pero que con México se compartía sazón, sabores y emoción al cocinar; asimismo, dijo que dentro de esas diversidad de platillos, la comida que se degustó consistía en 18 guisados de las diferentes regiones. Al irlos mencionando iban abriendo el apetito de los presentes.

Así, entre mexicanos y colombianos residentes en México, se saborearon ceviche cartajinero, lomo, chicharrón caucano con caramelo de mandarina, carimañola, hongos, lomo al trapo, papa chorreada, patillazo (jugo de sandía con limón), entre otros.

La velada estuvo calificada por los asistentes como fantástica y fabulosa.

Países que nos están viendo