Sofía, una capital cosmopolita
Embajadas

Presentan a “Bulgaria, el destino” turístico de Europa para México y el mundo

En un coctel-presentación, realizado hace unos días en la Embajada de Bulgaria en México, se informó sobre los atractivos de ese país para animar a los turistas mexicanos a viajar y adentrarse en las maravillas de esa patria europea

Texto y fotografías: Luis Felipe Hernández Beltrán para la revista Protocolo Copyright

La Embajada de Bulgaria en México “adelantó” el calendario y en una imaginativa teletransportación, llegó al 1 de marzo.

Como dicta la tradición búlgara en esa fecha, todo aquel habitante de ese país europeo y hasta sus visitantes de otras naciones, deben portar visiblemente un adorno realizado con hilos en colores rojo y blanco, al que se le llama “mártenitsa”, como símbolo de cambio y esperanza, principalmente por la entrada de la primavera y como un augurio de suerte y bienestar.

Así que, a representantes de agencias de viajes, medios de comunicación e invitados especiales, que, recientemente, fuimos citados a la Embajada de Bulgaria en la colonia Lomas de Chapultepec de la Ciudad de México, nos fue colocada una “mártenitsa”.

Ese no pudo haber sido un mejor inicio para, posteriormente, adentrarnos a la cuna de algunas de las primeras civilizaciones europeas y animar tanto a clientes (en el caso de las agencias de viajes) como a las audiencias (en el caso de los medios de comunicación) a ir a Bulgaria y dejarse impresionar por todos sus atractivos naturales, históricos, arquitectónicos, gastronómicos, vinícolas y hasta relajantes que esta patria tiene para los mexicanos y el resto del mundo.

En una breve presentación, Valentín Petrov Modev, embajador de Bulgaria, y Milena Dintcheva, gerente general de Kroa Tour Operador, se encargaron de hablar de las maravillas de este país como la quietud de sus paisajes naturales veraniegos o invernales que muestran de fondo los montes Cárpatos o los montes Balcanes.

Su arquitectura mezcla presente y pasado en sus iglesias y monasterios, junto con los tesoros pictóricos, escultóricos y de relieve que guardan en sus interiores.

Ni qué decir de su suculenta gastronomía a base de carne y vegetales, sin dejar de mencionar el yogur búlgaro, todo acompañado de una buena copa de vino de las zonas vitivinícolas de esa nación.

Sus campos y montañas, ideales para hacer cualquier tipo de deporte extremo, principalmente senderismo; así como los ríos de aguas rápidas para la práctica del rafting, y cientos de actividades que se pueden practicar en la nieve invernal en las altas montañas. O bien, asolearse en sus playas del mar Negro.

Y para relajarse, como Bulgaria no hay dos, es uno de los países que cuenta con varios manantiales naturales de aguas termales, en donde expertos aplicarán tratamientos benéficos para el cuerpo.

Bulgaria también tiene imperdibles eventos festivos a lo largo del año, como el Festival de las Rosas a finales de mayo, así como de otros rituales de corte religioso donde se mezclan bailes, atuendos, música y espiritualidad.

Ese es la “Bulgaria, el destino” (como se le bautizó al evento de presentación), que espera a los turistas mexicanos con los brazos abiertos.

Países que nos están viendo