Muteb Saleh Almutoteh, embajador de Kuwait
Embajadas

Santa Fe, zona de la CDMX ideal para celebrar la fiesta nacional de Kuwait

En un contexto campirano y urbano, celebra la Embajada de Kuwait en México su día nacional y su Día de la Liberación

Revista Protocolo

Según la historia, el viejo pueblo de Santa Fe en los orígenes de su formación, fue un enorme campo de pastoreo, donde los habitantes se dedicaban aparte de ser campesinos, al oficio de mineros, muy similar a algunas zonas de Kuwait donde es común ver a beduinos con sus llamativos trajes árabes trabajando en los campos y en las minas acompañados de sus camellos.

Otra característica similar entre esa zona de la Ciudad de México con el país árabe, son sus enormes y peculiares edificios, que albergan escuelas, oficinas y fábricas de importantes negocios, principalmente de extranjeros que han llegado a conquistar los mercados mexicanos o kuwaitíes, según sea el caso, y donde se encuentran las residencias de los empresarios o van a estudiar los universitarios.

Por lo que en ese contexto de similitudes, un conocido hotel de la colonia Santa Fe, fue el lugar ideal para que, por segundo año consecutivo, la Embajada de Kuwait en México haya celebrado con más de 500 invitados, recientemente, el 58 aniversario de su fiesta nacional y el 28 aniversario del Día de la Liberación en ese país.

El evento, presidido por el embajador de Kuwait en nuestro país Muteb Saleh Almutoteh, fue dividido en dos partes: la primera, los actos protocolarios (recepción, himnos nacionales y discurso) en un salón; y la comida, compuesta por diversos platillos árabes, en la terraza del lugar, rodeado de la vegetación de la zona y por momentos, con una ligera lluvia.

El pasillo que divide ambas áreas, estuvo decorado con fotografías de paisajes kuwaitíes, y la exhibición de artesanías, principalmente embarcaciones y trajes árabes de hombre y mujer.

Al acto acudieron personalidades como el político panista Diego Fernández de Cevallos y el comisionado nacional contra las adicciones, Manuel Mondragón y Kalb. Algunos diplomáticos asistentes lucieron vestuarios tradicionales árabes.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo