Oscar Lezcano, agregado militar de la Embajada de Panamá; Mirina Valle y su esposo, Manuel Ricardo Pérez González, embajador de Panamá, con personajes de la cultura panameña
Embajadas

“Se manifiesta” expresidente López Portillo en la fiesta nacional de Panamá

Anuncia embajador Pérez Fernández, término de trabajo en México, tras cuatro años y dos meses al frente de la Embajada de Panamá

Texto y fotografías: Luis Felipe Hernández Beltrán

Recordaba Manuel Ricardo Pérez González, embajador de Panamá en México, al expresidente mexicano José López Portillo y a otros exmandatarios de países de Centro y Sudamérica que apoyaron a su país para obtener la soberanía del Canal de Panamá, cuando de repente, una bandera mexicana cayó sobre la espalda del diplomático panameño, y aunque de inmediato algunos trabajadores reaccionaron, el suceso no pasó a mayores. “Ya ven, apenas mencioné a López Portillo y se cayó la bandera”, ocurrencia que generó risas.

Esa, solo fue una de tantas salidas ingeniosas que el embajador panameño tuvo durante más de 30 minutos de discurso con motivo del 197 aniversario de la independencia de Panamá del Reino de España y 115 años de la separación de Colombia, celebrado, recientemente, en el Club Naval de la Ciudad de México.

Si bien al inicio del acto protocolario apenas se contabilizaban poco más de 100 invitados, en el transcurso del sermón, fueron llegando embajadores y diplomáticos de otras embajadas en México, quienes venían de una ceremonia en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) con motivo del Día del Diplomático, a lo que Miguel Díaz Reynoso, director para América Latina y el Caribe de la cancillería mexicana, se sumó a los comentarios simpáticos mientras también ofrecía su perorata: “Espero que los embajadores me digan qué rutas tomaron para estar en dos lugares al mismo tiempo”, y las risas volvieron.

Pero toda esa ola de felicidad vino a curar un momento triste, pues previamente, el embajador Pérez González anunció que esta sería su última fiesta nacional tras estar cuatro años y dos meses al frente de la Embajada de Panamá.

Con música mexicana a cargo del Mariachi de la Policía Federal y una segunda parte melódica con un grupo de ritmos latinoamericanos, los invitados disfrutaron de bebidas y una variedad de canapés, en un emotivo festejo en el que se le rindió homenaje póstumo al reconocido pintor panameño Alfredo Sinclair, que estuvo representado por su hijo, Jorge Sinclair.

Países que nos están viendo