Embajadas

Villa, Zapata y Flores Magón, “se reúnen” con Sandino

Margarita Zapata Chiseul, nieta de Emiliano Zapata; Juan Carlos Gutiérrez Madrigal, embajador de Nicaragua; y Francisco Villa y Betancourt, nieto de Pancho Villa

Nietos de afamados revolucionarios mexicanos son invitados por la Embajada de Nicaragua en México al festejo del 198 aniversario de la Independencia del país centroamericano

Texto y fotografías: Luis Felipe Hernández Beltrán

Pudo haber parecido una reunión de descendientes de revolucionarios mexicanos pero no fue así. La Embajada de Nicaragua en México, logró, recientemente, un encuentro memorable, que al menos, públicamente, pocas veces se ha visto.

Y es que un país que política y diplomáticamente siempre gusta de presumir el legado de sus héroes y hombres ilustres como lo es Nicaragua, no podía dejar de invitar a un festejo donde se honra la memoria de quienes llevaron a la nación centroamericana a ser independiente, a familiares de próceres mexicanos.

Francisco Villa y Betancourt, Margarita Zapata Chiseul y Ricardo Flores Magón, nietos de los caudillos de la Revolución Mexicana: Pancho Villa, Emiliano Zapata y Ricardo Flores Magón, respectivamente, fueron los invitados de honor a la conmemoración del 198 aniversario de la Independencia de Nicaragua; y 163 aniversario de la Batalla de San Jacinto, que se realizó en la residencia oficial nicaragüense en nuestro país, en la colonia Lomas de Chapultepec de la Ciudad de México.

Por su parte, el embajador Juan Carlos Gutiérrez Madrigal después de recibir a más de 300 invitados ofreció un discurso donde recordó pasajes de la independencia de Nicaragua, sin dejar de mencionar emblemáticas frases de dos héroes nicaragüenses: “La lucha no ha sido fácil y seguirá” de Augusto César Sandino; y “Aunque la patria es pequeña uno grande la sueña” del reconocido escritor Rubén Darío.

En ese marco post-revolucionario que viven actualmente México y Nicaragua, los convidados disfrutaron de platillos tradicionales y bebidas nicaragüenses; además de un variado festival musical desde banda norteña, mariachi y cumbia; así como muestras pictóricas, siendo donada una obra de arte del pintor mexicano Adrián Hernández Vázquez donde resalta la figura del Guardabarranco, considerado “pájaro nacional” de Nicaragua.

Países que nos están viendo