Entrevistas

Entrevista a Andrew Beikos

Responsable de Operaciones en América Latina del Banco Europeo de Inversiones

“En el caso de México, el banco intermediario es Bancomext, quien está encargado de gestionar la línea de crédito de 50 millones de euros del BEI”

Por Mónica Velasco Pufleau

—¿Podría hablarnos un poco, por favor, sobre el Banco Europeo de Inversiones (BEI)?

Andrew Beikos, Responsable de Operaciones
en América Latina del Banco Europeo
de Inversiones

El BEI es un banco de la Unión Europea (UE), establecido en 1958. Tiene como papel financiar proyectos en el sector público y privado dentro de la UE para fortalecer la infraestructura, la industria y la cohesión social. Éste es el papel prioritario del BEI.

Afuera de la Unión Europea, el BEI tiene como papel implementar mandatos políticos de la UE, que se concretizan bajo programas de inversiones en varias partes del mundo. Entonces, el BEI tiene cobertura en los países de África, Caribe y Pacífico, los países del Este, que incluyen a Rusia y a Ucrania, y los países del Mediterráneo. Además, un nuevo mandato empezó en 1993, para cubrir a Asia y Latinoamérica. Esos mandatos corren por un periodo de siete años y ahora mismo estamos implementando un mandato que corre de 2006 a 2013.

—¿Qué tipo de actividades puede desarrollar el BEI a través de esos mandatos, y en concreto, bajo el mandato que cubre a América Latina?

El mandato para Latinoamérica se caracteriza por dos tipos de estrategias. Una, es financiar proyectos con un interés europeo; el interés europeo se define como: empresas de origen europeo, con capital europeo, que están incorporadas en los países latinoamericanos y que implementan inversiones a largo plazo. Puede tratarse, por ejemplo, de una subsidiaria o de una joint venture o de una empresa local donde el componente en el proyecto es de origen europeo. Ésta es una de las actividades más importantes del BEI en Latinoamérica, donde casi todo el portafolio se hace a través del sector privado.

La otra estrategia consiste en apoyar proyectos medioambientales y que contribuyan a mitigar el cambio climático. En estos proyectos específicos no se necesita la participación de empresas de la UE. En dos, tres palabras, ésa es la actividad del BEI en AL.

—Entonces, México, como país que forma parte del mandato para América Latina, se puede beneficiar de ambas estrategias.

Exactamente. México se ha beneficiado desde los años noventa de proyectos con empresas europeas. El último préstamo que se hizo a una empresa europea fue a Volkswagen México, para la ampliación de su fábrica en Puebla, la cual tenía el propósito de introducir un nuevo modelo en México. Además en 2008, el BEI concedió a México una línea de crédito por 50 millones de euros, a la que nosotros llamamos crédito global.

—¿Las Pymes mexicanas pueden beneficiarse de los préstamos del BEI?

Sí. Con el sector Pyme trabajamos a través de bancos intermediarios que conocen el país y que tienen la red requerida para canalizar el fondeo del BEI. La estructura es muy sencilla: el BEI abre una línea de crédito con el banco intermediario con base en nuestras condiciones, que se establecen en un contrato de financiación, y el banco intermediario tiene que identificar proyectos elegibles dentro del territorio nacional para financiarlos.

En el caso de México, el banco intermediario es Bancomext, quien está encargado de gestionar la línea de crédito de 50 millones de euros del BEI. Este crédito global se abrió para financiar proyectos de interés europeo y también proyectos que encajan en todo lo que es medio ambiente y cambio climático, y los considerados proyectos sostenibles.

—¿Hasta cuándo pueden acceder las Pymes mexicanas a la línea de crédito del BEI y cómo deben proceder estas empresas para solicitar el financiamiento?

Esta línea está disponible por tres años. Fue firmada en 2008 y entonces está disponible hasta 2011, pero si es necesario se podría extender este plazo.

Todas las Pymes interesadas en solicitar financiamiento tienen que contactar directamente a Bancomext; hay una persona a cargo de esta línea de crédito. A través del sitio web del BEI se encuentran todos los bancos intermediarios en los países donde operamos, y los datos de la persona de Bancomext están mencionados ahí. También, cualquier persona o empresa en México puede acercarse a Bancomext, a través de su red, para pedir información sobre la línea de crédito del BEI.

—¿Bajo qué condiciones se entregan los préstamos del BEI?

Las condiciones del BEI, en general, tienen una ventaja de precio porque nuestra institución tiene una calificación de triple A; entonces podemos levantar fondeo en el mercado internacional a muy buen precio y tratamos, en la medida de lo posible, de canalizar la ventaja del BEI a nuestros clientes. Así, el BEI solamente cobra un margen administrativo para cubrir los gastos y el funcionamiento del banco. Lo que es cierto, es que si trabajamos con bancos intermediarios, cuando éstos localizan el fondeo a una Pyme, necesitan tomar riesgo directo sobre ella, y entonces cobran un margen de crédito. Esto es normal, hacen lo mismo incluso sin la ventaja del fondeo del BEI.

Los préstamos se conceden en dólares americanos o en euros, a tasa fija o variable. El plazo de reembolso varía, pero en general es de diez a 20 años, incluido el periodo de gracia.

—Cuando hablamos de financiación para proyectos medioambientales, en concreto, ¿a qué tipo de proyectos nos estamos refiriendo?

Hay dos cosas que considerar. Cuando es un préstamo hacia una institución financiera, los criterios de elegibilidad son bastante amplios porque no estamos mirando solamente criterios medioambientales y de cambio climático, sino proyectos sostenibles, y ahí los criterios son muy amplios.

En cuanto a grandes proyectos, tenemos una preferencia por todo lo que es mitigación del cambio climático, es decir, energías renovables, eficiencia energética, etcétera. En concreto, todo tipo de proyecto que ayude a mitigar el cambio climático, incluidos los proyectos eólicos, geotermales, hidroeléctricos, que se consideran también una energía renovable, entre otros.

—¿Existen proyectos que ya se estén considerando por el BEI para recibir financiamiento en México?

A la fecha tenemos dos proyectos que han recibido la aprobación de nuestro Consejo Administrativo. Se trata de dos parques eólicos en la zona de Oaxaca, en la cual se están desarrollando varios proyectos eólicos. Ahora mismo estamos estudiando otro proyecto eólico, también en la misma zona, de un promotor español. Es decir que ya tenemos identificados tres proyectos en los cuales estamos combinando los dos criterios fundamentales del mandato, que es la inversión europea y el cambio climático.

—Para concluir, en lo que se refiere al sector público, ¿éste también puede participar en el fondeo del BEI?

El BEI está en contacto regular con las autoridades mexicanas. Tenemos relaciones muy estrechas con la Secretaría de Hacienda, para que nos ayuden a desarrollar proyectos dentro del sector público. Justamente estamos organizando una próxima misión a México con nuestro director de Latinoamérica, para reunirnos con todos los actores relevantes de este sector, con la finalidad de estudiar cómo se puede desarrollar esta actividad en el país. En principio, los organismos que vamos a visitar son la CFE, Pemex, Hacienda, Banobras, Nafin y Fonadin, que es un fondo que desarrolla proyectos de infraestructura, para ver cómo el BEI podría apoyar la inversión en estas actividades.

Por otra parte, quisiera añadir que tenemos una posibilidad de trabajar con el Banco de Desarrollo de América del Norte, que es una institución binacional, donde los accionistas son el gobierno mexicano y el gobierno estadounidense. El banco implementa proyectos en las zonas fronterizas de ambos países. Los proyectos dentro de Estados Unidos se implementan en un espacio de cien kilómetros de la frontera y en México hasta 200 kilómetros de la frontera.

El enfoque del Banco de Desarrollo de América del Norte es medioambiental. Casi todos sus proyectos se dirigen al sector del agua: saneamiento del agua, mejora de vías… Estamos viendo si podemos trabajar con ellos a través de una línea de crédito, que sería únicamente para la parte mexicana. Éste sería otro tipo de intermediación en el sector, que pudiera beneficiarse del fondeo del BEI.

Para saber más:

1) www.eib.org
98-100, Boulevard Konrad Adenauer,
L-2950 Luxemburgo, Luxemburgo
Oficina de Información: info@eib.org
Tel. (+352) 43 79 22000
2) www.bancomext.com
Periférico Sur 4333,
Col. Jardines en la Montaña
Del. Tlalpan, CP 14210
México, DF
Tel. (+52) 55 5449 9008

Revista Protocolo

Países que nos están viendo