Especial

Laura Espino y la curiosidad histórica

Una gran curiosidad por la investigación, la cultura y el conocimiento es lo que motivó a Laura Espino a dedicarse al mundo de la historia y la museología.

El medio ambiente y el entorno familiar despertaron en ella un intenso anhelo de superación personal, y ante la oportunidad de estudiar en el extranjero la elección ya estaba tomada: cursar la carrera de historiadora en la Universidad Sorbona de París.

En Francia –dijo Laura Espino en entrevista con Protocolo– viví varios años, allá estudié todo lo que fue mi carrera profesional y también la maestría en conservación de patrimonio y medio ambiente. La rama de la licenciatura la realicé en letras y estuve dedicada específicamente a la Historia del Arte y Arqueología.

“Mi estancia en Francia fue muy prolongada y enriquecedora. París es una de las ciudades más pujantes del mundo en materia cultural. Durante 13 años radiqué en aquella nación. Pero ante el cuestionamiento de mis padres: ¿te quedarás a vivir allá para siempre?, fue que decidí regresar.

“Esa palabra, ‘para siempre’, fue lo que me hizo volver a México. Y no me arrepiento. Considero que mi regreso se dio en un momento importante para mi profesión, pues ingresé al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) donde tuve una gran formación y un gran maestro, que fue Enrique Florescano.

“Ésa fue una larga carrera donde aprendí que la parte administrativa va ligada con la investigación y la parte académica.”

Coordinación de museos

Laura Espino fue directora del Museo Fuerte de San Diego en Acapulco donde su misión consistió en impulsar la parte cultural del fuerte.

“Tiempo después regresó al Distrito Federal donde ocupó el puesto de directora en el Museo de El Carmen, al respecto señaló: Ésa ha sido una de mis mejores experiencias pues el museo es uno de los más bonitos que tiene la ciudad de México y cuando yo ingresé el museo estaba en el olvido.

“En ese puesto estuve casi seis años armando un proyecto muy importante que fue la recuperación de lo que conformó el ex Convento Carmelitano.

“Posteriormente me hice cargo de un proyecto al que le tengo mucho cariño y el que espero vuelva a arrancar muy pronto: Las Galerías del Palacio Nacional.”

Al respecto explicó: el objetivo de este proyecto es recuperar el edificio más importante del país, el Palacio Nacional. “Ojalá nuestro gobierno valore el gran peso histórico que tiene para que logremos recuperarlo.”

Y señaló: Yo considero que el patrimonio no sólo son las piedras o el conocimiento, sino que va más allá. Está en nuestras fiestas, en nuestras canciones y nos permite tener referencias, ésas que andamos buscando en el mundo y que nos ayudan a tener esa noción de lo que fue nuestro pasado.

“De concretarse el proyecto de Palacio Nacional sería una gran oferta cultural para la población y, sin duda, me encantaría participar en esto”, concluyó Laura Espino.

Semblanza curricular

Nombre: Laura Espino.
Profesión: cursó la carrera de historiadora y la maestría en Conservación de Patrimonio y Medio Ambiente en la Universidad Sorbona de París.
Estado civil: casada con Eduardo Sáenz Viesca.
Hijos: un varón.
Experiencia profesional: fue directora del Museo Fuerte de San Diego en Acapulco, Guerrero, y también fue directora del Museo de El Carmen.

3 Comentarios

Comente

Países que nos están viendo