Marilia Bonifacio, sectorista agropecuario y agroindustria de la Embajada de Perú; Miracel Morales, representante de Lima 700; Jhonny Schuler, CEO de Destilerías La Caravedo, y Paola González, directora comercial de Destilerías La Caravedo
Gourmet

Aztecas, los quechuas invitan a probar el pisco

El destilado peruano está abriendo camino en la coctelería de México y el mundo. La bebida fue una de las principales en Barra México 2018, el primer Bar Show de destilados Premium en México y Latinoamérica que reúne a los principales líderes de la industria

Texto y fotografías: Luis Felipe Hernández Beltrán

Pisco es un vocablo quechua que quiere decir “pájaro” o “pajarillo”.

Pisco también es el nombre de un ave, de un río, de un valle y de un puerto… todo peruano.

Pero pisco, es también la bebida alcohólica más representativa del Perú, producida desde hace más de 300 años, que proviene de distintas variedades de uva, que cuenta con una denominación de origen que distingue al aguardiente obtenido exclusivamente por destilación de mostos frescos de uvas “pisqueras” recientemente fermentadas, utilizando métodos que mantienen el principio tradicional de calidad establecido en los valles costeros de Lima, Ica, Arequipa, Moquegua y Tacna, que conforman las zonas de producción reconocidas.

Por eso, en su búsqueda de seguir adentrándose en el gusto de los mexicanos, la Oficina Comercial de la Embajada de Perú en México (Ocex México), montó un stand en el recientemente concluido evento Barra México 2018, que se realizó en el Centro Citibanamex, de la delegación Miguel Hidalgo de la Ciudad de México, para promover las marcas más importantes de esta bebida alcohólica.

Aparte de ofrecer al público asistente diversos cocteles preparados por expertos mixólogos, Johnny Schuler, principal promotor del pisco en todo el mundo, ofreció una cata especial a representantes de medios de comunicación, en la que compartió los secretos y modos de realización desde la cosecha, pasando por los procedimientos de producción, hasta la forma en cómo su color, olor y sabor, lo hace único y diferente ante el resto de las bebidas del mundo.

Además, los comunicadores constataron que todo el proceso de producción es de manera natural, sin mezclarlo con agua u otro líquido, ni ningún procedimiento químico, lo que lo hace aún más auténtico y original.

En el último año, Perú exportó el pisco a 47 países, entre ellos México que registró aumento en exportación de la bebida equivalente al 104.9 por ciento, de acuerdo con la Ocex México.

Por su parte Barra México 2018, el primer Bar Show de destilados Premium en México y Latinoamérica reunió a más de 400 marcas de destilados y tres mil profesionales líderes en la industria provenientes de 41 países, con oportunidad de incursionar y descubrir tendencias regionales e internacionales por medio de catas, talleres, conferencias y seminarios.

Países que nos están viendo