Internacional

Con Kassym-Jomart Tokayev inicia Kazajstán una nueva era / III

El actual gobierno kazajo implementa leyes y reformas en beneficio de la sociedad de ese país asiático

Revista Protocolo

Ciudad de México, 23 de junio de 2020.— Una de las direcciones importantes en las actividades del presidente de Kazajstán, Kassym-Jomart Tokayev, fue el aumento de la confianza en el Estado y la efectividad de la administración pública.

Para superar estos problemas, Tokayev proclamó el concepto de un “Estado que escucha”, que se ha convertido en la filosofía principal de la administración pública. Sobre la base de la página de internet del gobierno de Kazajstán, se abrió la recepción virtual del jefe de Estado y se creó una unidad en la estructura de la administración presidencial dedicada al trabajo con las apelaciones de la población y encabezada por un asistente del jefe de Estado. Los dirigentes de todos los niveles empezaron a usar de forma activa las redes sociales, por lo que los índices de apertura y accesibilidad del aparato estatal aumentaron significativamente.

Uno de los puntos clave en la agenda presidencial del presidente Tokayev fue la creación y trabajo del Consejo Nacional de Confianza Pública cuyos miembros son conocidos políticos, figuras públicas, economistas e intelectuales. El trabajo del Consejo Nacional se lleva a cabo en áreas políticas, sociales y económicas. En la agenda se ponen los temas urgentes y agudos del desarrollo del Estado.

Por lo tanto, el líder kazajo demuestra una actitud real hacia el diálogo con la sociedad y la elaboración conjunta de decisiones que determinarán el desarrollo del Estado.

Sobre la base de los resultados de varias reuniones con la participación del presidente de Kazajstán, se adoptó un paquete de importantes reformas políticas, que afectan a las leyes sobre asambleas pacíficas, la Ley de Elecciones, la Ley sobre Partidos Políticos y consagran en la práctica los principios del pluralismo político.

Durante su primer año, Kassym-Jomart Tokayev llevó a cabo una serie de medidas destinadas a mejorar el bienestar social de los segmentos individuales de la población kazaja.

En Kazajstán se realizó una amnistía crediticia para madres con hijos numerosos, familias con niños con discapacidades, huérfanos, familias que perdieron el sostén de la familia, que en total son más de 500 mil personas. Por lo tanto, los ciudadanos que se encuentran en situaciones difíciles de la vida fueron liberados de sus deudas. Se está desarrollando un sistema de apoyo social para la población.

Desde el año en curso, han sido aumentadas las becas estudiantiles y los salarios de los empleados del sector público, profesores, empleados de organismos de protección civil y los cuerpos de seguridad.

(Mañana cuarta de cinco partes)

Países que nos están viendo