Internacional

Con Kassym-Jomart Tokayev inicia Kazajstán una nueva era / IV

El presidente kazajo, aun con la pandemia, ha logrado una estabilidad y crecimiento económico en el país asiático

Revista Protocolo

Ciudad de México, 24 de junio de 2020.— Uno de los principios del presidente de Kazajstán, Kassim-Jomart Tokayev, es: no solo la estabilidad es importante, es necesario garantizar que todos los ciudadanos del país se sientan seguros. Con el fin de fortalecer el sistema de protección de los derechos humanos y la seguridad pública, en 2019 en su mensaje anual al pueblo, el líder kazajo exigió endurecer las sanciones penales por tráfico de drogas, abuso sexual, tráfico de personas, caza furtiva, etc.

A petición de Tokayev, el Mazhilis (cámara baja) del Parlamento adoptó una serie de enmiendas legislativas importantes en estas áreas. Estos crímenes ya se clasifican como graves y serán severamente castigados. La fabricación y venta ilícita de drogas se castiga con la privación de libertad por hasta 15 años. Por el abuso sexual la pena se ha incrementado de ocho a 20 años o de por vida. Por el tráfico de personas, de siete a 12 años. Todas estas medidas fortalecen significativamente la base del apoyo popular para el curso de Tokayev.

Los primeros meses después del tránsito, han sido momentos de discusión, emociones y expectativas para el futuro. Además del tránsito político que afecta a todos los procesos en el Estado, una prueba adicional durante el año fue la serie de situaciones difíciles que parecían probar la fortaleza del Estado kazajo. Todos estos incidentes han hecho a Kazajstán más fuerte.

Hubo un incidente en la ciudad de Arys en junio de 2019 con una población de más de 75 mil personas donde explotaron antiguos depósitos militares, que prácticamente destruyeron la infraestructura urbana. El presidente Tokayev controló personalmente la construcción de una nueva ciudad, gracias a ello Arys fue reconstruida en tres meses.

Está también la inundación de mayo de 2020 en la región de Turkestán donde más de 31 mil personas fueron evacuadas de 14 pueblos. La situación se tomó bajo control, se brindó apoyo a la población local y se inició la restauración operativa de la infraestructura local.

En cuanto a la pandemia del COVID-19 que rodeó a Kazajstán debido al brote de la epidemia en los países vecinos, Tokayev condujo con seguridad a los compatriotas a través de un estado de emergencia y cuarentena obligatoria que duraron dos meses y fueron declarados por primera vez en la historia de Kazajstán. Hoy, el país sale de la pandemia con pérdidas mínimas y se recupera gradualmente.

Desde los primeros días de la presidencia, Tokayev ordenó al gobierno de Kazajstán que desarrolle un conjunto de medidas para estimular el crecimiento económico, mejorar las políticas fiscales y monetarias, desarrollar la capacidad empresarial y apoyar a los productores nacionales. La atención del presidente se centró en el desarrollo socioeconómico del país, la formación de la parte de los ingresos del presupuesto estatal y la reducción de la dependencia de la economía de Kazajstán de las exportaciones de energía.

En 2020 la pandemia del coronavirus y la disminución de la demanda mundial de materias primas han llevado a una fuerte desaceleración de la actividad económica en todos los países del mundo. A pesar de la tendencia negativa global que tiene un impacto en Kazajstán, el país tiene suficientes capacidades fiscales y reservas de divisas para respaldar las actividades comerciales y la demanda interna.

El gobierno de ese país asiático mantiene la situación bajo estricto control y tiene los recursos necesarios para garantizar la estabilidad socioeconómica. Así, las reservas internacionales de Kazajstán ascienden a más de 30 mil millones de dólares y los activos del Fondo Nacional superan los 58 mil millones de dólares.

En respuesta a los desafíos externos, el presidente Tokayev está promoviendo un paquete de medidas para estimular la economía, gracias a lo cual la crisis actual puede crear condiciones para la diversificación económica debido a la dependencia excesiva del sector de petróleo y gas.

El Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo espera una disminución del producto interno bruto (PIB) de Kazajstán en 2020 en un 3 por ciento, mientras que los economistas internacionales pronostican una reanudación del crecimiento económico en 2021 en 5.5 por ciento, como resultado del paquete de medidas económicas adoptadas recientemente en Kazajstán.

(Mañana quinta y última parte)

Países que nos están viendo