Internacional

Concluye Cumbre de Líderes de América del Norte

La lucha de México contra el narcotráfico fue elogiada insistentemente por Obama y Harper

concluye_portada
Stephen Harper, Felipe Calderón y Barack Obama

La reunión trilateral de trabajo entre los presidentes de México, Felipe Calderón; de Estados Unidos, Barack Obama, y del primer ministro de Canadá, Stephen Harper, concluyó el 10 de agosto.

En el encuentro celebrado en la Capilla Orozco del Instituto Cultural Cabañas, en Guadalajara, Jalisco, los mandatarios acompañados por sus comitivas respectivas abordaron diversos temas, como la seguridad, la influenza A H1N1, la crisis económica mundial y el golpe de Estado en Honduras.

Los dirigentes acordaron mejorar la cooperación en materia comercial, medioambiental y de seguridad. “Los representantes de Estados Unidos, Canadá y México sostuvimos un diálogo abierto, creemos en una Norteamérica unida y próspera que pueda construir un mejor futuro para las generaciones”, afirmó el dirigente mexicano Felipe Calderón.

A diversas conclusiones llegaron Barack Obama, Stephen Harper y Felipe Calderón al terminar la primera Cumbre de Líderes de América del Norte.

La lucha contra el narcotráfico fue elogiada insistentemente por Obama y Harper, por el combate decidido y valiente que ha hecho el presidente mexicano en contra de los carteles de las drogas.

Tanto Obama como Harper coincidieron en que van a seguir apoyando la lucha contra el narcotráfico debido a que es un problema que afecta a las tres naciones, y el presidente Obama puntualizó que su nación se mantendrá como socio en esta lucha, dará fondos para ello y trabajará arduamente en la reducción del consumo de drogas.

Felipe Calderón, anfitrión de esta cumbre de dos días, resaltó que la reunión termina con un mensaje de diálogo y demandó el compromiso de sus homólogos para luchar contra el narcotráfico, el tráfico de armas y de dinero ilícito que nutre a las organizaciones delincuenciales.

Explicó que para ello se requiere corresponsabilidad, intercambio de información y el establecimiento de pautas para la cooperación.

Los tres Estados de Norteamérica, dijo Calderón, nos hemos comprometido a recuperar el crecimiento sostenido y para ello se pusieron en marcha medidas contracíclicas, al tiempo que demandó fortalecer a organismos financieros mundiales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Aclaró que la próxima reunión del G-20 en Pittsburg será vital para la recuperación de la economía, y adelantó que se va a cumplir cabalmente con el Tratado de Libre Comercio, así como los compromisos ambientales adquiridos.

Destacó también que hay compromiso claro que ayudará a elevar la eficiencia de los tres países y contribuirá a una reducción de los precios de productos, especialmente los alimenticios.

Calderón dijo que se va a elevar la modernización de la frontera común y que en otoño próximo se inaugurará el primer puente internacional, después de varios años, entre Estados Unidos y México.

Destacó que los tres países van a trabajar en conjunto en el avance de las tecnologías limpias y los efectos que ha causado el cambio climático, a fin de que Norteamérica sea reconocida como una región responsable.

Calderón, Harper y Obama se comprometieron a mantenerse alertas ante la propagación del virus A H1N1.

Harper, por su lado, comentó que los tres países son amigos y vecinos interdependientes e invitó a la cumbre de Canadá prevista para 2010, y al igual que Obama lanzó un apoyo abierto a la Organización de Estados Americanos (OEA) para restablecer el Estado de derecho en Honduras.

Barack Obama advirtió que la crisis ha dañado a los tres países y se va a seguir trabajando para crear el progreso de todos los trabajadores por lo que va a reforzar el sistema legal migratorio; rechazó el proteccionismo como sello del desarrollo comercial, y aclaró que se va a trabajar en favor de negocios y países “verdes” a través de una energía limpia y una reducción de los gases de efecto invernadero.

El mandatario mexicano llamó a mantener el diálogo, la confianza y la cooperación entre los tres países, “como corresponde a países que comparten valores”. En una rueda de prensa conjunta, el mandatario mexicano reiteró que la democracia, la libertad y la justicia con respeto a los derechos humanos son vitales para que Norteamérica sea reconocida como una región unida y fundamentada en la cooperación.

Revista Protocolo

Países que nos están viendo