Internacional

De la Rúa se fue y no en helicóptero

El exmandatario argentino tuvo su trampolín político en 1973 y fue candidato a vicepresidente, tres veces senador nacional, diputado y primer jefe de gobierno porteño electo

Revista Protocolo con información de agencias

Nacido el 15 de septiembre de 1937 en una familia de clase media cordobesa, Fernando de la Rúa estudió en el Liceo Militar General Paz de la capital provincial y luego siguió la carrera de su padre, Antonio de la Rúa, en la Universidad Nacional de Córdoba, donde se recibió de abogado con medalla de oro a los 21 años.

Se especializó en derecho procesal y luego docente en importantes universidades sudamericanas.

Afiliado radical desde joven, ocupó su primer cargo público durante la presidencia de su coprovinciano Arturo Illia, como asesor del ministro del Interior, Juan Palmero.

El “Laucha”, como le decían entonces por su flacura y cara pequeña, no volvió más a Córdoba y en 1969 casó con Inés Pertiné Urien, hija de un general antiperonista y hermana de un aviador naval.

De ese enlace nacieron sus tres hijos: Antonio (expareja de la cantante Shakira), Agustina y Fernando.

Su carrera política inició en 1973, cuando buena parte de los votantes porteños pusieron en el sobre la boleta del joven delfín del líder radical Ricardo Balbín.

Durante el tercer gobierno de Juan Domingo Perón, tras el golpe militar de marzo de 1976 abandonó la política y trabajó como abogado para grandes empresas. Volvió al Senado en 1983, con el regreso de la democracia, y en 1996 dejó su escaño para convertirse en el primer alcalde de Buenos Aires elegido por el voto popular, gracias a la reforma constitucional que en 1995 pactaron el presidente Carlos Menem (1989-1999) y su predecesor Raúl Alfonsín (1983-1989).

El gobierno de Buenos Aires fue el trampolín que finalmente lo llevó a la presidencia, ganando las elecciones generales del 24 de octubre de 1999.

De la Rúa sufrió la falta de apoyo de sus aliados y a los 11 meses de comenzado su mandato, su vicepresidente Carlos Alberto Álvarez renunció. Sumado a eso, la economía tampoco le funcionó.

Recurrió al Fondo Monetario Internacional para hacer frente a la deuda externa del país, sanear las cuentas públicas y alcanzar el déficit cero pero la desconfianza entre los argentinos era muy fuerte, y en diciembre de 2001 comenzó a tocar fondo con el llamado “corralito”.

Los bancos congelaron los depósitos que poseían y nadie podía extraer su dinero. De esta manera se cortaron las cadenas de pago y la crisis económica golpeó a una sociedad que ya venía afectada por una alta tasa de desempleo, acontecimiento que generó violencia en toda Argentina, por lo que se decretó un Estado de sitio en ese país.

Un día después de esa decisión, De la Rúa renunció a la presidencia y se fue de la Casa Rosada en helicóptero mientras la Plaza de Mayo era sede de un estallido social.

El expresidente de Argentina falleció la madrugada de ayer, martes a los 81 años de edad a consecuencia de una descompensación cardiaca y renal.

El actual presidente de Argentina, Mauricio Macri, declaró tres días de duelo nacional tras escribir en su cuenta de la red social Twitter @mauriciomacri, “Lamento el fallecimiento del expresidente Fernando de la Rúa. Su trayectoria política merece el reconocimiento de todos los argentinos. Acompañamos a su familia en este momento”.

Países que nos están viendo