Internacional

Esquiar: fría y estremecedora diversión

La temporada invernal está por comenzar y con ella la oportunidad de practicar los más diversos deportes en nieve. Y qué mejor que ejercitarse y divertirse con un deporte para aventureros: el esquí.

El esquí es un deporte para todas las edades pero que requiere de mucha preparación la cual debe enfocarse tanto al aspecto físico como al técnico.

Las clases pueden ser grupales o individuales, dependiendo de las preferencias y según el nivel del esquiador.

Existen distintas disciplinas del esquí, las cuales pueden ser alpino, nórdico, parabólico, de fondo, de aventura, parapente, monoesquí, snowboard (también con distintas modalidades), big foot, esquí fuera de pista, de montaña y extremo.

A continuación se presentan dos de las modalidades más conocidas: el esquí extremo y de montaña.

¡Esquí al extremo!

El esquí extremo clásico, también llamado esquí de pendiente, está muy unido al esquí fuera de pista que se centra en la búsqueda de las paredes con más inclinación o más expuestas, depurando al máximo la técnica y dando prioridad a la seguridad y no a la velocidad del descenso.
Fue en la década de 1960 cuando este deporte se inclinó por darle preferencia al descenso de pendientes cada vez más inclinadas y peligrosas, siendo los Alpes el sitio favorito. En el esquí extremo no se puede permitir el lujo de un solo error, debido a que es como una escalada sin cuerdas.

Para practicar el esquí extremo, hay que tener mentalidad de alpinista y el éxito sólo se consigue después de muchos años de ejercitar el esquí de pista y el esquí fuera de pista.

¿Cómo se practica?

El esquí extremo se desarrolla en la montaña, fuera del dominio de las estaciones de esquí y se necesita conocer, entre otras cosas, el medio, los tipos de nieves vírgenes, la meteorología, el material y las técnicas de alpinismo. El material de esquí es el mismo al de pista, que ayuda a tener control y seguridad de unas fuertes fijaciones frente a otros puntos como el de la ligereza, que es característico del esquí de montaña.

En el esquí extremo se tiene que desarrollar una técnica del giro, porque a la persona que practica este deporte puede tocarle un palmo de nieve fresca estabilizada o, más adelante, nieve muy dura o hielo cristal.

De esta manera, el cambio de dirección de los esquís en pendiente fuerte es el momento más delicado del descenso y es el que más hay que perfeccionar. Es en este punto, donde precisamente se reconoce a un buen esquiador. Por ejemplo, tiene que ser rápido, para que no sea absorbido por la gravedad, y, sobre todo, seguro.

El giro por salto debe tener una posición del cuerpo muy angulada con relación al valle y el bastón o los dos bastones se utilizan con mayor frecuencia. Para un principiante, es recomendable tomar cursos específicos y la idea es practicar el giro en todas sus facetas y en las condiciones más duras. El esquí extremo es un deporte que se debe tomar con mucha seriedad y aunque pocas personas lo practican, no deja de ser excitante y atrayente por las sensaciones que produce.

En la montaña

El esquí de montaña combina lo que es el montañismo invernal, el alpinismo y el esquí, este último a su vez tiene las modalidades de travesía, de randoné y esquíalpinismo.
El esquiaje de montaña se caracteriza por descender con esquís similares a los del alpino, el cual tiene una fijación especial que permite liberar el talón en el descenso, además de la colocación en las suelas del esquí de una piel de foca (sintética) que evita el deslizamiento hacia atrás.

Gracias a este equipo, el deportista puede caminar y desplazarse por la montaña de una forma similar al esquí de fondo. El descenso se realiza como en el esquí alpino, fijando el talón y retirando la piel de foca adhesiva, pero por un espacio libre de trazas para que cada persona deje su firma.

El hecho es que esta modalidad proporciona una movilidad increíble en la montaña y permite realizar recorridos en busca de maravillosos descensos o exploración de varios días. Pero la montaña no está exenta de riesgos y peligros, por lo que el interesado en este deporte debe prepararse adecuadamente para reconocer y saber actuar ante las diversas circunstancias.

Países que nos están viendo