Andrian Yelemessov, embajador de Kazajistán
Internacional

Inicia una nueva era en Kazajistán

Con la renuncia del presidente Nazarbáyev, primer jefe de Estado en la historia del país asiático tras 28 años

Texto y fotografías: Luis Felipe Hernández Beltrán

La noticia que el pasado 18 de marzo de 2019 dio el presidente de Kazajistán, Nursultán Nazarbáyev, de renunciar a su mandato tras 28 años en el poder, causó impresión en todo el mundo, por lo que el país asiático entrará a un proceso electoral para elegir, el próximo 9 de junio, a quien será su próximo mandatario.

En conferencia de prensa celebrada el día de ayer, miércoles 15 de mayo, en la Embajada de Kazajistán en México, el embajador Andrian Yelemessov resaltó los logros que tuvo el ahora expresidente Nursultán Nazarbáyev, además de hablar del proceso democrático que vivirá su país.

“El mundo conoció a Kazajistán en 1991 cuando Nursultán Nazarbáyev hizo el juramento y se convirtió en el jefe de Estado (tras la independencia en ese año); a partir de ese momento comenzó el nuevo camino de Kazajistán joven e independiente”, dijo.

Andrian Yelemessov, embajador de Kazajistán; en la parte de arriba, un cuadro del expresidente Nursultán Nazarbáyev

El diplomático recordó que por iniciativa del exmandatario, la provincia de Akamola fue declarada en 1993 como la capital de Kazajistán, pero en 1995, Astaná fue declarada como tal. Además de ser iniciador de las reformas y reestructurar en 30 años la economía de la patria kazaja.

“Pero el mérito principal de Nazarbáyev fue el logro de preservar la unidad de la gente, evitar el caos, los conflictos interétnicos e interreligiosos”, señaló.

En honor al legado de Nazarbáyev, el actual presidente interino Kassym-Jomart Tokayeb, cambió el nombre a la capital Astaná por Nur-Sultán desde el 20 de marzo pasado.

Sobre las elecciones presidenciales, hay seis políticos, entre ellos el presidente interino Tokayeb, disputando el puesto.

Y ante esa ola de cambios, el emisario kazajo deseó con urgencia la próxima apertura de la Embajada de México en Kazajistán, pues en cuatro años de relaciones diplomáticas, el anterior gobierno de México prometió abrir una sede diplomática y aún no se ha dado. “A ver si con el nuevo gobierno cambian las cosas”, dijo.

De igual forma, recordó la dificultad con la que varios ciudadanos kazajos, entre ellos políticos y representantes de empresas, se han topado al ingresar a México y esto por la visa que se requiere para venir a nuestro país, por eso, dijo, “urge la embajada de México en Kazajstán”, finalizó.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo