Internacional

Jorge Ramos, de dar noticias a ser noticia

Retiene gobierno de Venezuela al periodista mexicano por supuesta incomodidad de preguntas en entrevista al presidente de Venezuela Nicolás Maduro

Revista Protocolo

El gobierno de México expresó su preocupación y protesta al gobierno de Venezuela por lo ocurrido al periodista Jorge Ramos y su equipo.

La Secretaría de Relaciones Exteriores mantiene seguimiento puntual a lo ocurrido ayer, lunes 25 de febrero, en Caracas al periodista Jorge Ramos Ávalos y al camarógrafo Martín Guzmán Monroy, ambos de nacionalidad mexicana, así como al resto de su equipo.

El gobierno de México confirmó, por medio de sus representaciones en el exterior y de Univisión Noticias, que el grupo de periodistas fue liberado tras ser detenido en el Palacio de Miraflores (lugar donde despacha el presidente venezolano Nicolás Maduro). Los ciudadanos mexicanos y el resto de los periodistas se encuentran a salvo.

El gobierno de México ha presentado su protesta y preocupación al gobierno de Venezuela por lo ocurrido. Asimismo, ha solicitado se restituyan equipo y materiales a Ramos y colaboradores.

México hace un llamado al respeto de la libertad de expresión y refrenda su obligación en defensa de la seguridad de los ciudadanos mexicanos en el exterior.

Según testimonios difundidos en redes sociales y canales de video, el reconocido periodista mexicano que radica en Estados Unidos colaborando para Univisión, recibió un permiso de parte de Jorge Rodríguez, ministro de comunicación del presidente Nicolás Maduro, para realizarle una entrevista al mandatario, por lo que teniendo la autorización, viajó hasta Caracas, acompañado de un equipo de producción para el encuentro.

En una entrevista vía telefónica con la periodista colombiana Patricia Janiot, conductora de un noticiero de Univisión, Jorge Ramos dijo haberse encontrado con Maduro en el Palacio de Miraflores y llevando poco más de 17 minutos de entrevista, ante la muestra de un video donde se veía a ciudadanos venezolanos comiendo basura y exigiendo comida al gobierno, el presidente del país sudamericano se incomodó y se retiró, pero el equipo de seguridad retuvo el material de video y teléfonos celulares y envió al equipo de Univisión a un cuarto donde estuvieron aislados. Posteriormente, los trasladaron a un hotel, donde les notificaron que serían expulsados de Venezuela, sin darles precisión de cómo, cuándo y dónde.

Algunos de los temas abordados por el periodista fueron saber qué opinaba Nicolás Maduro de que lo llamen usurpador o dictador, el adelanto de las elecciones presidenciales en 2018 que muchos consideran fraudulentas, los muertos durante su mandato, las torturas y presos políticos, así como la crisis humanitaria que vive Venezuela, entre otros.

Aquí el video:

 

Comentar

Comente

Países que nos están viendo