Internacional

México, se pinta de negro

Nace la Guía para Gestores de Sitios de Memoria de la Esclavitud de las Poblaciones Africanas y Afrodescendientes

Revista Protocolo

El 7 de diciembre de 2017, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) develaron la placa que distingue al Fuerte de San Juan de Ulúa como Sitio de Memoria de la Esclavitud. Ese día, Rosa María Hernández Fitta, afrodescendiente de Cuitláhuac, Veracruz, desde la fortaleza miró al horizonte donde se pierde el mar y recordó a su madre, quien le dio el origen negro. Se sintió orgullosa de la sangre que corre por sus venas.

Recientemente, Rosa María asistió como representante del Consejo Afromexicano de Veracruz, a la ceremonia que prepararon la UNESCO y el INAH en el Museo Nacional de Antropología, con motivo del Día Mundial de la Diversidad Cultural y en el que presentaron la Guía para gestores de Sitios e Itinerarios de Memoria de la Esclavitud de las Poblaciones Africanas y Afrodescendientes.

Varios países en concordancia con la UNESCO implementan esta guía con el fin de dar a conocer la importancia de los Sitios de Memoria de la Esclavitud para reforzar su gestión y promoción en busca de que las comunidades que los detentan se vean beneficiadas.

Es una guía que da recomendaciones sobre cómo manejar los sitios de memoria, en la que se explica la importancia de desarrollar actividades que divulguen el conocimiento, al tiempo que den apoyo a actividades desarrolladas por las comunidades en el sentido del turismo y desarrollo. Explica qué elementos pueden ayudar a su desarrollo económico, a partir de la experiencia de Cuba y Brasil, que muestran que se pueden aprovechar estos lugares en varios sentidos.

En México, los gestores son las comunidades, en colaboración con estados, municipios y el INAH, quien orienta para cumplir los requisitos de la UNESCO que permiten hacer las promulgaciones.

La diversidad cultural es un valor para el desarrollo, condición social y paz; por eso es importante reconocer el patrimonio cultural de las poblaciones afrodescendientes en el mundo. Dorian Rommens, representante de la Oficina de la UNESCO en México, explicó que en septiembre de 1994 nació en la UNESCO, el proyecto “La ruta del esclavo: resistencia, libertad y patrimonio”, a propuesta de Haití y otros países africanos, con el fin de romper el silencio sobre la trata de seres humanos procedentes de África.

El proyecto trabaja investigación científica, preparación de archivos escritos y orales, programas educativos, y una de sus principales acciones para aumentar la conciencia es identificar, evaluar y conservar los Sitios e Itinerarios de Memoria de la Esclavitud y las Poblaciones Africanas y Afrodescendientes. Es así que muchos países, en las últimas décadas, han trabajado para documentar las culturas afro y sus Sitios de Memoria.

Los Sitios de Memoria son una forma de llamar la atención y ayudar a reconocer la importancia de afrodescendientes en la conformación del país. La antropóloga María Elisa Velázquez, responsable del Programa Nacional de Investigación Afrodescendientes y Diversidad Cultural del INAH, explicó que para declarar un Sitio de Memoria se tiene que armar un expediente de investigación histórica que pruebe que un lugar lo es y por qué; se hace con documentos, fuentes y trabajo histórico, después una consulta con comunidades y autoridades locales, luego se envía a la UNESCO para ser analizado y, en su caso, dé su reconocimiento.

Velázquez informó que México ha inscrito en la lista tres sitios con antecedentes de las primeras colonias de afrodescendientes: Centro Histórico de la Ciudad de México (agosto, 2016); Cuajinicuilapa, Guerrero (marzo, 2017); Puerto de Veracruz y Yanga, Veracruz (diciembre, 2017); en preparación está el expediente para incluir a Acapulco, Guerrero.

El INAH ha comenzado un trabajo para revalorar a las culturas afrodescendientes en sus museos a través de exposiciones temporales y en sus salas de exhibición permanente.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo