Internacional

Promueven cancilleres el Plan de Desarrollo Integral

La iniciativa regional cambiará el paradigma de migración, desarrollo y cooperación entre el norte de Centroamérica y México, bajo los auspicios de Cepal

Revista Protocolo

El Plan de Desarrollo Integral impulsado por El Salvador, Guatemala, Honduras y México, cambiará el paradigma no solo de la migración y el desarrollo sino también de la cooperación entre el norte de Centroamérica y México, afirmó hoy en Marrakech la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena.

La alta funcionaria de las Naciones Unidas acompañó a los cancilleres María Dolores Agüero, de Honduras; Sandra Jovel, de Guatemala; Carlos Castaneda, de El Salvador, y Marcelo Ebrard, de México, en la presentación de la iniciativa dada a conocer en un encuentro con medios de comunicación en el marco de la Conferencia Intergubernamental para el Pacto Mundial sobre Migración que se celebra en Marruecos.

La secretaria ejecutiva de Cepal precisó que el Plan considera cuatro ejes de acción que abarcan el origen, es decir, las causas estructurales de la migración; el tránsito, y cómo proteger los derechos humanos de los migrantes en desplazamiento; el destino, que aborda la regularización y el refugio —en caso de requerirlo—, y el retorno.

Resaltó que esta propuesta aspira a ser la primera en la región y el mundo para iniciar la implementación del Pacto Mundial de Migración y afirmó que para la Cepal es un honor acompañar a los países en el diseño e implementación del Plan, cuya apropiación será clave.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, recordó que El Salvador, Guatemala, Honduras y México representan a 160 millones de personas, por lo que el Plan se convertiría en la primera y más importante aplicación del Pacto Mundial para la Migración.

Precisó que, para la implementación del Plan de Desarrollo Integral, el gobierno mexicano invertirá en los próximos cinco años poco más de 30 mil millones de dólares y que cambiará su política migratoria para responder a las necesidades que requiere el sur de México y Centroamérica.

“Hemos asumido el compromiso de participar en este Plan de Desarrollo Integral y cooperar y estar con Honduras, Guatemala y El Salvador, porque tenemos que demostrarle al mundo que esto es factible, posible y eficaz. No basta solo con señalar que hay que atender las causas de la migración, sino que queremos demostrar que este plan es más eficaz que todas las medidas de contención que se quieran hacer”, afirmó.

Añadió que con el Plan “queremos competir de manera exitosa con la narrativa que se ha ido imponiendo en buena parte del mundo, incluida las Américas, de que la mejor forma de hacer frente a la migración es excluyendo y controlando”.

El Plan de Desarrollo Integral busca promover el desarrollo y las oportunidades de la región, contribuyendo a la prevención del fenómeno migratorio y atacando sus causas estructurales simultáneamente.

La iniciativa fue oficializada mediante la firma de una declaración conjunta de los presidentes de El Salvador, Guatemala, Honduras y México, el pasado 1 de diciembre, en el marco de la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador como primer mandatario de México.

Países que nos están viendo